La ONU designa "mensajeros de la paz" a cuatro entidades españolas

Cuatro organizaciones españolas o que tienen su sede en España recibieron ayer el certificado de "mensajeros de la paz", otorgado por primera vez por las Naciones Unidas, a aquellos que más se destacaron en su contribución al Año Internacional de la Paz, celebrado en 1986. La ONU entregó este galardón a 313 organizaciones en todo el mundo en ceremonias simultáneas realizadas ayer. También se premió por igual motivo a 57 ciudades, entre ellas a la española l'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).En la ceremonia realizada ayer en el centro de información de las Naciones Unidas en Madrid, recibieron sus certificados la Unión Mundial de Ciudades Mártires, cuyo presidente es el alcalde Juan Barranco; el Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad (MPDL), presidido por la senadora del PSOE Francisca Sauquillo; y el Centro de Investigación y Promoción Iberoamérica y España (CIPIE), encabezado por el chileno Andrés Zaldivar. Una cuarta institución española, Paz y Cooperación, recibió el certificado en la ceremonia realizada en la sede central de las ONU, en Nueva York.

La ONU entregará esta distinción cada año a partir de ahora, según explicó el director del centro de información de las Naciones Unidas en Madrid, José Rodríguez Elizondo. "Los mensajeros por la paz, por definición, no pueden ser un club cerrado; filosóficamente, deben convertirse en el más amplio de los clubes", dijo Rodríguez Elizondo.

Barranco recordó, al recibir el premio, que la organización que preside "pone toda su voluntad en impedir las barbaries que dieron origen a los dramas que sufrieron nuestras ciudades" y prometió que la institución seguirá su lucha por la paz iniciada hace ocho años. La senadora Sauquillo, por su parte, destacó la necesidad de que prolife la acción de las organizaciones pacifistas no gubernamentales en los múltiples ámbitos de la sociedad y el Estado. Migo Cavero, vicepresidente del Cipie, dedicó el galardón a quienes, como su presidente, Andrés Zaldivar, "luchan en los países latinoamericanos, bajo condiciones a veces muy difíciles, por imponer la paz y la concordia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 15 de septiembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50