Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carreras abandona la clínica tras su operación y se retira a descansar a su casa de campo de Barcelona

Los médicos consideran prematuro especular sobre los efectos de la enfermedad en la voz del cantante

El tenor José Carreras, según sus propias palabras "muy animado", abandonó ayer a mediodía la clínica Quirón de Barcelona, donde fue operado el lunes de un problema maxilofacial, aparecido, según fuentes médicas consultadas por este diario, como efectos secundario de la medicación antileucémica que le ha sido administrada durante su estancia en el hospital Clínico de Barcelona. Carreras ha permanecido en el Clínico desde el 19 de julio hasta el 17 de agosto, aquejado de lo que los partes médicos llaman "hemopatía aguda" y que, de hecho, fue diagnosticado como leucemia linfoblástica. Tras salir de la clínica Quirón, Carreras se trasladó a su casa de campo, en la localidad barcelonesa de L'Ametila del Vallés. Fuentes cercanas al tenor indicaron que "su máxima tristeza de ahora es que no puede hacer sus ejercicios de canto".

Carreras abandonó la clínica Quirón poco después de la una de la tarde de ayer, en un automóvil Mercedes 500, con matrícula provisional de Barcelona, conducido por su hermano. El tenor, que entró y salió de la Quirón por su propio pie, presentaba un aspecto normal, aunque algo debilitado. Una mascarilla quirúrgica ocultaba sus facciones para cubrir las huellas de la intervención a que había sido sometido. El tenor fue intervenido de una infección maxilofacial el lunes por la tarde. Realizó la operación el doctor Guillermo Raspall, que opera habitualmente en la citada clínica y que fue elegido por Carreras y su familia para la intervención. Durante la misma, estuvieron presentes en el quirófano los médicos personales del cantante.

La anestesia

El tipo de anestesia aplicado a Carreras durante esta operación fue ayer motivo de distintas especulaciones, sobre todo en torno a los efectos que podría tener en la voz del cantante. Según explicó ayer a este diario el jefe de relaciones públicas de la clínica Quirón, Javier López Schmid, "se ha aplicado anestesia local, en primer término, porque este tipo de operaciones lo permite y es lo que se hubiera hecho con cualquier paciente, y en segundo lugar, porque si se utiliza anestesia total, es preciso intubar al enfermo y al intubar, pueden quedar afectadas las cuerdas vocales". López Schmid puntualizó que "estos problemas se le pueden presentar a cualquier paciente y en todos los casos se requiere precaución, pero es que además estamos hablando de un tenor de fama mundial y en este caso la prudencia tiene que ser aún mayor".

El jefe de relaciones públicas de la clínica Quirón declinó hacer especulaciones sobre si la voz de Carreras quedará o no afectada por su enfermedad; simplemente se limitó a decir que la intervención quirúrgica realizada el lunes no tendría repercusiones.

Las fuentes consultadas por este diario señalaron que es prematuro especular con los efectos de la enfermedad en la voz de Carreras, aunque todas subrayaron que la potente medicación antileucémica administrada al tenor durante su internamiento en el hospital Clínico, unida a la prescripción médica de reposo absoluto para el cantante, que le impide realizar sus ejercicios habituales de canto, tendrán una repercusión indudable a corto y medio plazo en su voz. "Precisamente, la máxima tristeza de Carreras en estos momentos es que no puede hacer sus escalas y sus ejercicios de canto", dijo a este diario una fuente próxima al tenor.

Ayer, tras ser dado de alta, de la clínica Quirón, José Carreras se dirigió a su casa de campo en la localidad barcelonesa de L'Ametlla del Vallés, donde pasará un período de descanso. El doctor José Millá, director en funciones del hospital Clínico, dijo ayer a este diario que no está previsto el reingreso inmediato del tenor en dicha institución. El comunicado emitido el lunes por el hospital señalaba que "se prevé un próximo reingreso [de Carreras] en el hospital, al objeto de efectuar ulteriores tratamientos", sin especificar la posible fecha de dicho reingreso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de agosto de 1987