Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los albañiles de una obra impiden trabajar a un joven portador de anticuerpos

Carlos Gómez Escobar, de 27 años, vecino de la localidad de Barco de Valdeorras (Orense), casado y con un hijo, vio rechazada su solicitud de trabajo en una obra en construcción por ser portador del anticuerpos del virus del SIDA. Fueron los propios trabajadores quienes advirtieron al patrón sobre este hecho, advirtiéndole que todos ellos abandonarían el trabajo si la empresa constructora admitía a Carlos Gómez.

Hace un mes y medio, Carlos Gómez, heroinómano en fase de rehabilitación, se sometió a un análisis médico que determinó que era portador de anticuerpos del SIDA. El lunes vio cómo se le negaba el trabajo en otra obra, con el pretexto de que el pasado fin de semana había asaltado un piso en el que, según su declaración, había intentado dormir tras mantener una discusión familiar. A raíz de este incidente, Gómez permaneció 12 horas detenido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de agosto de 1987