Nacionalización

Esta ampliación del sector público cuando tantos países del Tercer Mundo eligen la privatización muestra una vez más que el Gobierno peruano está decidido a reírse de las reglas elementales de una política económica ortodoxa. La prevista nacionalización del sistema bancario no tiene una explicación económica clara. García ha señalado que es necesario movilizar fondos hacia inversiones productivas y facilitar el acceso a los créditos bancarios a los campesinos más necesitados. Pero existe ya una estricta normativa para los bancos e instituciones financieras, y estos objetivos podrían lograrse mucho más eficazmente a través de impuestos y otros incentivos. La demagogia de Alan García es el mayor obstáculo.31 de julio

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 31 de julio de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50