Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La viuda de Gonzalo Ruiz presentará una querella contra la Guardia Civil por los sucesos de Reinosa

Pilar Iglesias Martín, viuda del trabajador Gonzalo Ruiz, muerto en el hospital Valdecilla de Santander el pasado 5 de mayo, tres semanas después de respirar humos tóxicos lanzados por las fuerzas antidisturbios al interior del garaje donde estaba refugiado, se ha personado en las diligencias abiertas por el Juzgado de Instrucción de Reinosa como paso previo a la probable interposición de una querella criminal contra la Guardia Civil. Todas las actuaciones llevadas a cabo por el juez instructor le serán, por tanto, comunicadas paso a paso a su abogado, Javier Gómez Acebo, perteneciente al Colegio de Santander.Gómez Acebo declaró ayer a EL PAIS que piensa solicitar la comparecencia en el juzgado de Reinosa del teniente coronel Pablo Monje Minguillón, que mandaba las fuerzas de la Guardia Civil que intervinieron en los sucesos acaecidos durante la Semana Santa en esta localidad cántabra.

Asimismo, solicitará al juez la celebración de una rueda de declaraciones con los patólogos participantes en el análisis de los tejidos del cadáver de Gonzalo Ruiz que pusieron de manifiesto serias contradicciones. Mientras para los patólogos del Valdecilla el tumor renal hallado en el curso de la autopsia resultó benigno, la catedrática de Medicina Legal de Zaragoza, María Castellanos, observadora de la Guardia Civil en la disección, defendió la tesis contraria; por su parte, el Instituto Nacional de Toxicología advertía de la existencia de otro "probable" quiste de pulmón, en tanto que los clínicos del hospital de Santander, que atendieron desde el primer momento al enfermo, no lo registraron en las pruebas radiológicas.

Cinco guardias de segunda, ascritos a la 509ª Comandancia Móvil de la Guardia Civil, con base en Logroño, prestaron declaración el pasado día 3 en el juzgado de Reinosa. Vestidos de paisano, los guardias Juan Carlos de Dios Martín, Jorge Antoninsen Barón, Oscar Porto de la Guardia, Andrés Galloso Ferrera y Eugenio Legasa Herrera comparecieron ante el juez Mauricio Bugidos, titular del juzgado de Reinosa, quien, en presencia del abogado de la familia de la víctima, les interrogó sobre Su participación en el suceso de Matamorosa, localidad cercana a Reinosa, que posteriormente acabaría con la vida de Gonzalo Ruiz. Las contradicciones de los guardias fueron evidentes.

Participantes en los sucesos

Se supone, por otra parte, que no fueron cinco, sino siete u ocho, los guardias que participaron en la acción llevada a cabo ante el garaje y que dispararon un número indeterminado de botes de humo a su interior.Mauricio Bugidos solicitará en breve la reconstrucción de los hechos ocurridos la tarde del Jueves Santo. El pasado 26 de mayo el juez de Reinosa inspeccionó el garaje donde se refugió Gonzalo Ruiz la tarde del Jueves Santo. Cuarenta días habían transcurrido desde el lanzamiento de los botes de humo y los participantes en la visita judicial aún hallaron muestras activas de aquéllos y abandonaron el local tosiendo y con irritación en los ojos.

"Si la querella criminal no se ha interpuesto ya", señalo el abogado Javier Gómez Acebo, "es porque estando en marcha las diligencias judiciales carecemos de prisa; nos interesa, de momento, estar puntualmente informados por el juzgado de los pasos que se están dando para el esclarecimiento de lo ocurrido el día de Jueves Santo. Esto nos facilitará las cosas para en su día, a tenor de las averiguaciones llevadas a cabo, pedir responsabilidades por la muerte de Gonzalo Ruiz".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de julio de 1987