El Ministerio de Agricultura estima que la producción final agraria crecerá este año el 4,5%

La producción final agraria crecerá este año un 4,5% respecto a los niveles alcanzados en 1986, según las estimaciones realizadas por el Ministerio de Agricultura, que ayer fueron hechas públicas por el titular del departamento, Carlos Romero. El crecimiento se debe a un aumento del 7,7% en los productos agrícolas, del 1,4% en los ganaderos y del 0,5% en el resto.El mantenimiento de los costes en que incurren los agricultores para hacer posible esta producción es uno de los principales factores que explican el incremento de la producción final.

La producción total estimada de trigo es de 5,4 millones de toneladas y la de cebada de 9,3 millones. Carlos Romero señaló que, aunque no se puede hacer todavía una estimación precisa de la cosecha de maíz, espera que, dado el mantenimiento de las superficies sembradas y el aumento de los rendimientos, debería sobrepasar la producción alcanzada hace un año y que se situó en 3,4 millones de toneladas.

Algo similar ocurre con la producción de uva y aceitunas, ya que su evaluación se produce después de la cosecha.

La evolución prevista de la producción ganadera es de un crecimiento global del 1,4%, debido sobre todo al aumento de un 3% en la producción de carnes, en torno a 2,66 millones de toneladas, de las que algo menos de la mitad corresponderán a porcino. La producción de leche de vaca será similar a la de hace un año, mientras que la de cabra aumentará en tomo a un 15%. El estancamiento en la producción de leche de vaca se debe al establecimiento del tope de producciónpor parte de la Comunidad Europea de cara a frenar los excedentes lácteos.

Carlos Romero señaló que el objetivo del Ministerio de Agricultura es mantener la tasa de cobertura de comercio exterior agrario, pero que conseguirlo o no dependerá de cómo evolucione finalmente la demanda interna española, ya que hasta ahora han aumentando más las exportaciones que las importaciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS