Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gobernador de Tarragona estima correcto no haber evacuado la ciudad

El gobernador civil de Tarragona, Vicente Valero, considera que hubiera sido contraproducente alarmar al vecindario de Tarragona tras el atentado a Enpetrol, en respuesta a los grupos que se han quejado de que se tardó excesivamente en informar a la población. Valero dijo que 10 minutos después del siniestro 400 personas ya atajaban el fuego y evaluaban la situación. "No se podía especular. Una orden oficial y formal de evacuación -que ahora sabemos que hubiera sido prematura- habría desencadenado un caos colectivo incontenible en un área de 200.000 personas, y los primeros diagnósticos ya apuntaban a que no corría peligro la ciudad. En cuanto se confirmó que los depósitos de propileno, debidamente refrigerados, estaban bajo control, emití un comunicado tranquilizador llamando a la calma. Es verdad, sin embargo, que entre el momento en que hablé para la radio y la emisión del mensaje pasó demasiado tiempo", señaló Valero.Por otra parte, el alcalde de Tarragona, el socialista Josep Maria Recasens, acusó a la Generalitat de no reglamentar la ley sobre protección ambiental, lo que impide, en su opinión, controlar la contaminación que provocan los dos complejos petroquímicos. Según el alcalde, la ley de Régimen Local da a los ayuntamientos capacidad sancionadora sobre las industrias, pero no potestad decisoria sobre sus sistemas de seguridad, informa Ángels Piñol. "Todas esas competencias las tiene la Generalitat, y sólo ella puede obligar a las empresas a que cumplan la ley", dijo.

MÁS INFORMACIÓN

El delegado de la Generalitat en Tarragona asegura que las competencias sobre medio ambiente 1as tenemos todos", y sostiene que los ayuntamientos tienen el mismo poder fiscalizador y sancionador que la Generalitat. El incendio del rack de Enpetrol no quedará extinguido hasta dentro de tres días. Los técnicos siguen inyectando agua en las tuberías afectadas, con el fin de barrer el gas del interior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de junio de 1987