Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los países 'no alineados' del Mediterráneo buscan en Brioni un mayor acercamiento a la CE

Los ministros de Exteriores de los 10 países mediterráneos no alineados y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) analizarán hoy y mañana, en la isla yugoslava de Brioni, el problema de la distensión y de buscar un mayor acercamiento político a la Comunidad Europea. Parece seguro que Irak no obtendrá el estatuto de observador, dado que ello supondría la presencia también de Irán, lo que convertiría a Brioni en una plataforma para la guerra del golfo Pérsico.

La reunión tiene, entre bastidores, una relevancia política mayor que la que pueda reflejar el documento final que se hará público el viernes. En el lujoso hotel Neptuno de la isla, que fue residencia preferida del desaparecido presidente yugoslavo Tito, se alojarán a partir de hoy los ministros de Exteriores de países como Marruecos, Argelia, Libia, Egipto y Siria.Yugoslavia y Marruecos están pactando ya en Brioni un discreto restablecimiento de las relaciones diplomáticas que Rabat rompió en 1984, cuando BeIgrado reconoció a la República Arabe Saharaui Democrática. Se espera que los ministros marroquí y argelino tengan también contactos informales. En cuanto a Ceuta y Melilla, la experiencia dice que Marruecos no suele suscitar dicho tema en este tipo de conferencias.

En su reunión preparatoria de febrero, representantes de los ministros de Exteriores plantearon en Belgrado "la necesidad de que se defina el concepto de terrorismo". Fuentes próximas a los organizadores de la conferencia de Brioni, que se celebra a puerta cerrada, han informado que el proyecto de resolución sometido por los yugoslavos incluye un conflictivo párrafo en el que se plantea una garantía para la integridad territorial de todos los países mediterráneos, incluido Israel.

Después de esta reunión, a la que asiste Witness Mangwende, ministro de Exteriores de Zimbabue, país que ostenta la presidencia de los no alineados, los anfitriones tendrán más clara la sede de la próxima cumbre del movimiento tercermundista. Argentina e Indonesia son candidatas firmes, pero Yugoslavia es la reserva preferida por quienes no creen en la estabilidad argentina, ni en la conveniencia de que las cumbres se celebren demasiado á menudo en Asia, continente en el ,que se han celebrado en una década dos, una en Colombo y otra en Nueva Delhi.

El ministro yugoslavo de Exteriores, Raif Dizdarevic, necesita que Yugoslavia recupere buena parte del protagonismo que dentro del Movimiento de los No Alineados tuvo en vida de Tito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de junio de 1987