Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Importante presencia española en la conferencia

Unos 20 médicos e investigadores españoles trataban ayer por la mañana de no ser sumergidos, en los pasillos y salones del hotel Washington Hilton, por una masa de 6.000 científicos y 800 periodistas, desorientados en la jornada inaugural de la III Conferencia Internacional sobre el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. Su principal objetivo, además de presentar varias comunicaciones, es ponerse al día en los últimos descubrimientos y tratamientos de esta enfermedad incurable.Todos coincidían en que es una conferencia imposible de abarcar. "Es tan inmensa que es dificil seguir el programa", dijo a EL PAÍS el doctor Rafael Nájera, presidente del instituto de salud Carlos III y uno de los principales responsables españoles de la lucha contra el SIDA.

Nájera presentará hoy al congreso una comunicación sobre una nueva técnica de detección del virus, mediante un método para caracterización de antígenos en linfocitos de personas infectadas. Se trata de una práctica realizada directamente extrayendo linfocitos para ver si expresan antígenos o virus del SIDA.

El doctor Rafael de Andrés, jefe de la unidad de SIDA del Instituto Carlos III, explicó que no existe un derrotísmo o frustracción entre los científicos que tratan de, lograr una cura para el SIDA. "Existe progreso aunque sabemos que este es lento, pero no hay paralelo histórico del grado de conocimiento alcanzado sobre esta enfermedad, en sólo un plazo de seis años". El doctor norteamericano Robert Gallo, descubridor del virus del SIDA, dijo ayer que, al final se logrará una vacuna, pero no se atrevió a predecir en cuanto tiempo.

País Vasco

Médicos del hospital Nuestra Señora de Aránzazu, de San Sebastián, se mostraron muy preocupados por la progresión del síndrome en Guipúzcoa. Treinta enfermos del SIDA -hay 50 en todo el País Vasco- están ingresados en dicho centro, y se estima en 2.400 el número de infectados en Guipúzcoa.

El mismo problema es planteado por el doctor José Alcamí Pertejo, del hospital Primero de Octubre, de Madrid, que cubre un área pobre y con elevada incidencia de la enfermedad. Hay 40 enfermos de SIDA ingresados, y de 100 casos de infectados por el virus hasta septiembre de 1986, se ha pasado hoy a 250. Presentará una comunicación con datos inmunológicos, virológicos y clínicos de sus enfermos.

Asisten también a la conferencia un médico de la clínica Puerta de Hierro, tres del Clínico de Barcelona, un epidemiólogo de Canarias, dos doctores de la Generalitat de Cataluña, uno del Servicio de Salud del Gobierno Vasco y uno de Badalona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de junio de 1987