Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE SAN ISIDRO

Joselito, apalabrado para la corrida de la Prensa

El diestro Joselito será uno de los que actúen en la corrida de la Prensa, que se celebrará el día 2 de julio, si, como parece, para entonces se encuentra totalmente retablecido de la fractura de clavícula que sufrió en su primera intervención en la feria de San Isidro. Su apoderado, Enrique Martín Arranz, dijo a este periódico que hay acuerdo con Alvaro López Alonso, encargado por la Asociación de la Prensa de organizar el festejo: "La idea que tenemos el torero y yo es que su reaparición sea en la misma plaza en que cayó herido, además en una corrida con tanta tradición y prestigio. Confío en que esté recuperado totalmente en esa fecha".Los médicos que cuidan al espada piensan que, de no surgir complicaciones, Joselito será dado de alta en la última semana de junio. La próxima revisión del estado de su clavícula será el 8 de junio, y ese día ya se sabrá si se van a cumplir los pronósticos.

Espartaco, Paco Ojeda, Niño de la Capea, Ruiz Miguel y Lucio Sandín son los aspirantes a los otros dos puestos del cartel de este festejo, en el que se lidiarán toros de Torrestrella, ya contratados desde noviembre de 1986. "Los apoderados de Espartaco y Paco Ojeda aún no han contestado", señala López Alonso, "aunque éste último no parece muy dispuesto a venir a Madrid. Tampoco creo que lo haga Niño de la Capea, tras ser contratado para la corrida de la Beneficencia, en la que seguro que le pagan mucho más de lo que nosotros podemos ofrecerle".

Ruiz Miguel, que tiene ganas de torear en Las Ventas una corrida no dura y de garantías, como la de Torrestrella, dará la respuesta mañana, domingo, aprovechando que se encontrará en Madrid donde tiene ese día su última corrida del ciclo isidril. Las posibilidades de su contratación son grandes. La Asociación de la Prensa quiere dar a conocer el cartel definitivo antes de que finalice la feria.

Galindo, desmoralizado

Los tres espadas que torearon ayer en Las Ventas consideraban que los novillos fueron muy grandes y difíciles. Raúl Galindo, además, criticaba la dureza con que había sido tratado por parte del público. "Me exigen como si fuese una figura consagrada", comentaba por la noche en el hotel, "incluso hubo momentos en que me desmoralicé en el ruedo ante la injusticia, aunque ya se me va pasando". El madrileño afirmaba que está seguro de que a Litri y Rafi Camino no les echan unos animales con tantas dificultades.El portugués Rui Bento Vázquez acarició el triunfo sin llegar a alcanzarlo. Se quejaba de sus fallos con la espada: "Si hubiera matado a la primera habría dado una vuelta al ruedo en cada novillo". Bento, que impresionó al público con sus pares de banderillas, añadió que, como a su paisano Víctor Mendes, le gusta arriesgar en esta suerte. .

Juan Cuéllar cree que sus dos novillos tenían un peligro sordo, que no se transmitía al público: "Estuve por encima de ellos. Espero lidiar ganado más fácil en otra ocasión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de mayo de 1987