Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La séptima limpieza

El actual trabajo de restauración y limpieza de los frescos de la capilla Sixtina lo llevan a cabo los restauradores Gianluigi Colalucci, Mauriz¡o Rossi y Piergiorgio Bonetti, con Bruno Baratti como ayudante, bajo la supervisión de Fabriz¡o Mancinelli (director de la sección de arte de los Museos Vaticanos), el asesoramiento de los historiadores del arte Carlo Pietrangeli y Pasquale Rotondi y la cooperación científica (en los estudios y análisis de los frescos) de Nazzareno Gabrielli.El equipo empezó a trabaja:r en 1980 con la limpieza de las 14 lunetas que rodean la bóveda principal de la capilla. Las obras continúan con los frescos de la bóveda (pintados por Miguel Ángel entre 1508 y 1512) y culminarán dentro de seis años, en 1993, con la limpieza del fresco El juicio final del altar mayor (realizado por el artista entre 1534 y 1541).

Nuevos materiales

La actual es la séptima intervención restauradora en la capilla Sixtina. La primera la realizó Carnevali en 1564; la segunda fue realizada en 1583 por encargo del papa Pablo III.

El restaurador Lag¡ intervino en la obra en 1625; Del Mazzuoli lo hizo entre 1710 y 1713, en una intervención conocida como neoclásica. Entre 1903 y 1904, Seitz llevó a cabo la restauración llamada romántica. Por último, un equipo de restauradores vaticanos limpió parcialmente los frescos a principios de los años treinta.

Frente a las restauraciones antiguas, realizadas con colas animales, resinas vegetales, pigmentos e incluso acuarelas, el equipo actual utiliza un producto inventado hace 18 años y abundamente probado llamado AB-57, que es una solución de bicarbonato de amonio, bicarbonato de sodio, Desogen (un fungicida), Carboxilmetilcelulosa y agua.

Las partes de los frescos repasadas en seco por Miguel Ángel son cuidadosamente detectadas, aisladas del resto y separadamente limpiadas con disolventes no acuosos.

Antes de limpiar cada sector de los frescos el equipo de restauradores realiza pruebas estratigráficas, análisis de color y sondeos con rayos ultravioletas e infrarrojos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de mayo de 1987