Cartas al director
i

'El grifón' de Conde

Como seguidora y estudiosa de la actividad creadora del novelista gallego Alfredo Conde, tanto en lo que se refiere a novelas en gallego y en castellano como a los numerosos artículos periodísticos en diarios y revistas españoles, me llamó la atención la desacertada y descalificadora crítica que, bajo el título de Un silencio ensordecedor, se incluye en el suplemento Libros de EL PAIS del pasado 7 de mayo.Dicha desafortunada crítica me suscitó una serie de preguntas retóricas, de las que transcribo alguna: ¿Qué opinará, después de esto, Juan Pueblo sobre lo que es un jurado? Creo que hay una descalificación no sólo del jurado que juzgó este premio [el Nacional de Literatura], sino de todos.

¿Hay unos ciertos celos de los éxitos obtenidos últimamente por escritores llamados periféricos (A. Conde, F. Martín ... ), que pueden oscurecer un tanto el sol central? ¿Es que se preferiría que la versión de El griffon la hubiese hecho otra persona no bilingüe y que manejase menos el diccionario? ¿Se critica aquello que a uno le hubiese gustado hacer, pero de lo que no es capaz? Cfr. página 5O: "Pero no contaba con una hispanófila enamorada de la literatura (Lucille), de la creatividad y llena de todos los tópicos y complejos que llevan con ellos, con ellas también, indudablemente, los profesores-profesoras de literatura; todos ellos, los más de ellos, pequeños escritores frustrados...". Opiniones parecidas expresan otros personajes de Breixo y Memoria de Noa.

Por último, creo que dicha diatriba es muy favorable a Alfredo Conde, ya que si en múltiples diarios y revistas de toda España la crítica fue unánime, muchos lectores verán espoleada su curiosidad, que les llevará a leer El griffon para poder opinar por sí mismos. . Doctora en Filología. .

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 13 de mayo de 1987.

Lo más visto en...

Top 50