Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CANCIÓN

Frente a la lluvia

Raúl Alcover, Javier Bergia y Javier Batanero Plaza Mayor. Madrid, 11 de mayo.

Un fuerte e inoportuno chaparrón que regó la plaza Mayor justo a la hora prevista para comenzar el recital diezmó, el público que esperaba las actuaciones. El comienzo se retrasó algo más de media hora, y pese a que poco a poco los espectadores fueron volviendo a su sitio, la humedad y el frío acabaron por deslucir definitivamente la noche, aunque los algo más de 1.000 oyentes que aguantaron el temporal pusieran de su parte tanto como los actuantes para caldear la frialdad ambiental.

Raúl Alcover es el más veterano de los tres cantantes que subieron al escenario. Tras una etapa en la que actuó con una formación básicamente eléctrica, lo que acentuaba su parecido con otros cantautores urbanos y le restaba originalidad, se acompaña ahora con un grupo acústico bastante poco habitual, lo que contribuye a resaltar el colorido andalucista de sus composiciones ajustadas y correctas.

Javier Bergia empezó sus recitales, como viene siendo habitual en él, con canciones suaves y acústicas para pasar luego a un sonido más duro y electrificado. Tanto en un caso como en otro resaltó la calidad de sus textos.

Cuando salió Javier Batanero a escena pasaban ya las once de la noche y, pese al frío, quedaba en la plaza un nutrido grupo de incondicionales y algunos cuniosos que siguieron la actuación del cantautor madrileño con el entusiasmo preciso para que todo tuviera todo el tono festivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de mayo de 1987