Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un consorcio de empresas españolas es el exportador de armas a Irán

Los envíos de armamento español a Irán e Irak -que se efectúan con una frecuencia mínima de uno al mes desde el puerto de Barcelona- se realizan por cuenta de un consorcio de empresas españolas de material bélico. Este pool, llamado International Technology, según fuentes del puerto de la capital catalana, es el protagonista al menos de las exportaciones realizadas en los últimos seis meses.Este bloque de suministros tanto a Irán como, con casi total seguridad, a Irak- supone un volumen de 5.883 toneladas de armamento, cuyo precio en el mercado supera los 7.000 millones de pesetas.

Si a esta cantidad se le añaden los envíos por un total de 9.200 toneladas observados en el puerto barcelonés en 1984 y principios de 1985, el volumen del negocio supera los 160 millones de dólares (equivalentes a unos 20.000 millones de pesetas). Esta aproximación, a la baja, no incluye los envíos registrados en los primeros nueve meses de 1986. Dichas cantidades configuran al puerto barcelonés como principal plataforma para este tipo de comercio.

En total, el material bélico exportado a Oriente Próximo desde Barcelona a partir de 1984, en los envíos comprobados exactamente por este diario, comprende: 3.178 toneladas de bombas de aviación, 3.256 toneladas de munición de 155, 122 y 105 milímetros para artillería; 74.152 kilos de disparos iluminantes, 2.500 kilos de explosivos, 1.465 kilos de munición de subfusil y medio millar de subfusiles.

El comercio armamentista con Oriente Próximo no ha sido ocultado por las empresas del sector, que en 1986 exportaron en conjunto a esa y otras zonas por un valor cercano a 100.000 millones de pesetas, 30.000 millones menos que en 1985, lo que ha originado protestas del sector.

Página 15

Editorial en la página 12

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de mayo de 1987