Los 'doce' reiteran su respaldo a la eliminación total de los euromisiles

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Comunidad Europea reiteraron ayer su respaldo a la, opción cero sobre desarme nuclear y reafirmaron su voluntad de promover una conferencia de paz qué ponga fin al conflicto árabe-israelí. A estas conclusiones llegaron los jefes de la diplomacia comunitaria al término de un sigiloso encuentro de dos días de duración celebrado, bajo la presidencia del titular belga de Asuntos Exteriores, Leo Tindemans, en un antiguo convento cerca de la localidad de Turnhout, en el noroeste de Bélgica.Los participantes en esta reunión informal discutieron también sobre la acogida a la inminente presentación de la candidatura de Turquía a ingresar en la CE, a la que Tindemans aseguró que no se daría una "respuesta discriminatoria". Su homólogo francés, Jean-Bernard Rairnond, reconoció, no obstante, que "será difícil reaccionar favorablemente".

El plato fuerte del debate sobre las relaciones Este-Oeste fue la intervención del secretario del Foreign Office británico, Geoffrey Howe, que dio cuenta a sus homólogos del reciente viaje a Moscú de la primera ministra Margaret Thatcher. "Fue,", según Howe, "el viaje más fascinante que jamás he hecho".

Del intercambio de puntos de vista se deduce, afirmó Tindemans, "un acuerdo general sobre la opción cero" (retirada de Europa todos los cohetes de alcance medio), aunque los doce insistieron en "la necesidad de seguir negociando sobre los demás misiles", incluidos los de corto alcance, desplegados por la URSS en la República Democrática Alemana (RDA) y Checoslovaquia.

Tindemans hizo hincapié en que la discusión se limitó a los aspectos políticos del desarme "sin entrar en los detalles, porque para eso existe el 'foro más apropiado de la OTAN", y rechazó así implícitamente la propuesta del presidente de la Comisíón Europea, Jacques Delors, de que sea también abordado en profundidad en la CE.

El otro gran tema inscrito en el orden del día era la convocatoria de una conferencia sobre Oriente Próximo, a la que los ministros brindaron su apoyo en febrero pasado en una declaración que, en opinión -de Tindemans, "ha recibido una buena acogida por parte de los países árabes".

Evolución favorable

El proyecto "evoluciona favorablemente, pero quedan aún muchos problemas por resolver", precisó el jefe de la: diplomacia belga, antes de confirmar que para intentar superarlos efectuará este mes una gira por Egipto, Jordania, Israel y Arabia Saudí, país que preside la Liga Árabe, pero "por ahora" no irá a Siria.

A petición del titular español, Francisco Fernández Ordóñez, que no quiso recibir a la Prensa, la.situación en América Latina fue añadida a la agenda de la reunión, cuyos participantes dedicaron especial atención a la visita del Papa a Chile y a sus eventuales repercusiones sobre el régimen del general Pinochet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 05 de abril de 1987.

Lo más visto en...

Top 50