La policía disuelve una marcha contra la base' de Rota

Sevilla / El Ferrol - 05 abr 1987 - 22:00 UTC

La marcha convocada en Andalucía por el desmantelamiento de la base naval de Rota fue disuelta ayer por un numeroso contingente de policías, momentos después de que un grupo de exaltados insultara a la policía y rompiera a pedradas la caseta de vigilancia de la carretera que da acceso a la base militar. Otra marcha convocada en la sierra de Barbanza (La Coruña) por el desmantelamiento de las bases estadounidenses congregó a unas 2.000 personas y discurrió con normalidad.

Miembros de la Coordinadora de Organizaciones Pacifistas de Andalucía (COPA) -organización convocante de la marcha ante la base de Rota- entendieron el acto de ayer como Ia culminación de la campaña por -el desmantelamiento de las bases norteamericanas" informa Alfredo Valenzuela. En la marcha, que recorrió unos 11 kilómetros, desde el Parque de la Victoria de El Puerto de Santa María (Cádiz) hasta la puerta principal de la base conjunta hispano-norteamericana, participaron varios miles de personas (6.000 según los convocantes) procedentes de las ocho provincias andaluzas.Poco después de iniciarse la concentración, un grupo de manifestantes arrancó una bandera estadounidense de un restaurante situado en la carretera. La insignia fue quemada a las puertas de la base.

Una vez concluida la lectura de un comunicado, una decena de pacifistas, algunos de ellos con las manos arriba, se dirigió al suboficial de la puerta de la base y le entregó el texto. Como el militar no ofreció garantías de que el escrito sería entregado a la autoridad militar norteamericana, los pacifistas rompieron el comunicado en la misma puerta.

A las 15.30 un centenar de manifestantes insultó a la policía y rompió a pedradas la caseta de vigilancia más distante del centro de la base. Esta acción motivó una carga policial que acabó con el acto de protesta, que los organizadores habían dado por concluido minutos antes.

Movilización en Galicia

Unas 2.000 personas procedentes de diversos puntos de Galicia acudieron a la marcha, convocada por la Coordinadora Galega por la Paz y la Coordinadora Nacional de Organizaciones Pacifistas, que se inició en la localidad coruflesa, de Boiro a las once de la mañana,en medio de una gran tormenta de lluvia y granizo, según informa desde El Ferrol Ricardo Sandoval. Al llegar a Iroite, (a 12 kilómetros de distancia de Boiro), donde se halla ubicado el Escuadrón de Vigilancia Aérea número 10, que , según los organizadores, se utilizó en el ataqpe a Libia se hizo entrega a los encargados de vigilancia de un comunicado en el que se solicitaba la denuncia del convenio bilateral con Estados Unidos y se defendía la vía de la neutralidad en materia de defensa.

Efectivos de la Guardia Civil permanecieron durante el transcurso de la movilización junto a la entrada de las instalaciones sin que llegaran a intervenir, ya que no se produjeron incidentes. Además de los convocantes, apoyó la marcha una docena de qrganizaciones políticas y sindicales, y participaron en la misma destacados dirigentes de algunas de ellas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 05 de abril de 1987.

Lo más visto en...

Top 50