La subasta de las joyas de la duquesa de windsor alcanza un récord histórico

Agencias

La colección de joyas de la duquesa de Windsor, la divorciada americana Wallis Simpson que se casó con el rey Eduardo VII de Inglaterra tras la abdicación de éste del trono, fue subastada ayer en Génova por la firma Sothebys, alcanzando un récord histórico en este tipo de subastas. Sólo 32 de los 306 lotes que salen a subasta alcanzaron una cotización de 3,7 millones de dólares (más de 470 millones de pesetas). Los beneficios de la subasta serán entregados al Instituto Pasteur para financiar la investigación contra el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

Dieciocho cadenas de televisión retransmitieron en directo la subasta de la colección personal de joyas de Wallis Simpson, duquesa de Windsor, por quien Eduardo VIII de Inglaterra renunció al trono.La colección, expuesta desde hace varios días en un lujoso hotel de Ginebra, y que estaba valorada en más de 12 millones de francos suizos (unos 1.000 millones de pesetas) fue vendida por piezas. Ningún posible comprador se interesó por la totalidad.

El beneficio de la subasta, organizada por la casa británica Sotheby's, se destinará al Instituto Pasteur de París, por deseo expreso de la duquesa de Windsor.

Hoy se subastarán objetos personales del matrimonio: fotografías, espadas, bolsos y candelabros. Una gran tienda de campaña, instalada en el muelle que separa el hotel del lago Leman, acogió a las 1.200 personas que, por rigurosa invitación, asistieron a la subasta.

Mientras tanto, 400 personas participaron en la subasta desde los salones del hotel y otras 500 desde la sede de Sotheby's en Nueva York, donde !as joyas ya estuvieron expuestas.

Sólo la esposa

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Givenchy, el último modista vivo que vistió a la duquesa, envió a Ginebra a varias maniquíes para que presentaran las joyas, pero que no las lucieron porque, según la casa organizadora, el duque no deseaba que nadie que no fuera su esposa las llevara puestas.El conjunto de piezas regaladas por el duque a Wallis comprenden principalmente joyas de Cartier, el joyero más apreciado por el matrimonio, Van Cleef y Arpels, y Harry Wínston, entre otros.

La mayoría son recuerdos personales con inscripciones conmemorativas de acontecimientos especiales, como el collar preferido de la duquesa, de rubíes y diamantes, ofrecido por su esposo con motivo de su cuadragésimo aniversario.

En el collar, está grabada la frase "A mi Wallis de su David 19/6/36", fue montado de nuevo en 1939 y está valorado en unos dos millones de francos suizos (más de 160 millones de pesetas).

Una sortija con un zafiro y una pulsera de diamantes de Van Cleef y Arpels, que dice "Por nuestro contrato 19-V-37" (dos semanas después de la boda), se estima que tienen un valor de 550.000 francos suizos (unos 46 millones de pesetas).

Un brazalete de Cartier de rubíes y diamantes con la inscripción "por nuestro primer aniversario, 3 de junio", está valorado en 80.000 francos suizos (6.720.000 pesetas).

Según los informadores que asistieron al acontecimiento, la expectación despertada por la subasta se basa fundamentalmente en la historia de amor de Wallis Simpson, divorciada, y de quien renunció al trono para llevarla al matrimonio hace más de 50 años.

Desde el pasado 28 de marzo, día en que se abrió la exposición de las joyas, una muchedumbre admiró la colección. Los norteamericanos, compatriotas & la duquesa, mostraron un vivo interés por las joyas, que habían sido expuestas en Nueva York.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 02 de abril de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50