Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unos vecinos mal avenidos

Grecia y Turquía son desde hace tres decenios el talón de Aquiles de la OTAN por sus diferencias sobre la soberanía del mar Egeo. Pero en esta ocasión se enfrentan en torno a la posesión de prometedoras bolsas de petróleo situadas en torno a la ciudad septentrional griega de Kavala y la isla de Thasos.El barco oceanográfico turco Sismik 1 vuelve a intentar hurgar en esa plataforma submarina, situada junto a las aguas territoriales helenas y que Atenas considera suya. Durante el verano de 1976, las islas egeas griegas, más de 2.000, contra sólo dos turcas, se vaciaron de bañistas ante la llegada del mismo barco, de 12.000 toneladas y 45 tripulantes. El Gobierno conservador de Constantino Karamanlis reaccionó en aquella ocasión con la misma que el socialista de Andreas Papandreu hoy.

El entonces primer ministro conservador turco, Soliman Demirel, advirtió que interceptar al Sismik sería un acto de piratería reprimible como tal. Turquía no reconoce los convenios internacionales de derecho marítimo que conceden a Atenas la mayoría de la plataforma y las aguas territoriales. Para Turquía, el subsuelo submarino egeo sería una prolongación natural de la península turca de Anatolia.

El primer ministro turco, Turgut Ozal, declaró recientemente que Grecia llevaría las de perder en un conflicto armado. Advirtió que el gigante euroasiático tiene 52 millones de habitantes, y el David mediterráneo, sólo 10. El primer ministro Papandreu replicó entonces que algo así opinaba Benito Mussolini el año 1940, pero que el Ejército griego acabó derrotando al italiano.

Desde que Turquía, ocupó en 1974 Chipre, satélite de Grecia, han menudeado los conflictos. El pasado diciembre, un guardia fronterizo griego y dos turcos cayeron víctimas de un tiroteo en torno a la frontera del río Maritsa. En marzo de 1984, un buque de guerra turco disparó, según Atenas, contra uno griego una salva que cayó en aguas territoriales helenas, acusación que fue desmentida por Ankara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de marzo de 1987