Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa advierte que es inútil presionar a militares para variar la política sobre las bases

El Ministerio de Defensa, a través de uno de sus portavoces oficiales, advirtió ayer que es inútil que autoridades estadounidenses presionen a jefes militares para intentar que el Gobierno español varíe su intención de reducir sustancialmente la presencia militar norteamericana en España, ya que la política de defensa, recordó ese portavoz, la dirige el Gobierno y no los militares. "Produce hilaridad" precisó. Fuentes gubernamentales afirmaron el jueves pasado que se estaban produciendo esas presiones sobre coroneles del Ejército del Aire. De otro lado, el Ayuntamiento de Zaragoza pidió ayer por unanimidad la salida de todos los efectivos estadounidenses instalados en la base próxima a la capital aragonesa.

La Embajada de EE UU en Madrid rehusó ayer hacer comentarlos o precisiones a la existencia de esas presiones. Por su parte, mandos militares españoles restaron importancia al hecho y señalaron que, en su opinión, podía tratarse de "razonamientos técnicos" que han podido exponer autoridades norteamericanas a jefes militares españoles, "aunque seguramente a título personal", indicó uno de los consultados.Por otra parte, el pleno del Ayuntamiento de Zaragoza aprobó ayer, por unanimidad de todos los grupos -socialista, aliancista, aragonés regionalista, PDP, indepedientes y comunista-, una moción en la que se solicita la salida de todos los efectivos de la base de utilización conjunta hispano-norteamericana, instalada en las inmediaciones de la ciudad, informa Javier Ortega. La propuesta de la alcaldía, respaldada por la junta de portavoces, señala que el Ayuntamiento de la ciudad no se muestra satisfecho con la simple reducción de tropas.

En la moción se solicita al ministro de Asuntos Exteriores y diputado por Zaragoza, Francisco Fernández Ordoñez, que traslade la propuesta del Ayuntamiento al Gobierno y que sea tenida en cuenta en las negociaciones hispano-norteamericanas.

Precedente comunista

El primero en presentar dicha propuesta, asumida posteriormente por todos los grupos, fue el concejal comunista José Luis Martínez, que solicitaba a la corporación una ratificación de los acuerdos sobre el desmantelamiento de la base, aprobados por el Ayuntamiento en pleno en los años 1981 y 1983, siendo alcalde el socialista Ramón Sainz de Varanda, ya fallecido.Casi un centenar de colectivos, asociaciones, partidos políticos y sindicatos de Aragón han firmado un documento en el que reclaman la desaparición de la base de Zaragoza y del campo de tiro de Las Bardenas Reales, en Navarra. Han suscrito el manifiesto asociaciones de vecinos, colectivos pacifistas, feministas, juveniles, culturales y de estudiantes, comités de empresa, juventudes de partidos políticos, diversos sindicatos y y varias parroquias.

Asimismo, Izquierda Unida (IU) propondrá en su programa electoral la convocatoria de un referéndum regional sobre el desmantelamiento de la base de Torrejón de Ardoz (Madrid). Según Isabel Vilallonga, candidata de IU a la presidencia de la Comunidad de Madrid, las poblaciones cercanas a la base de Torrejón son contrarias a su permanencia por el peligro potencial que supone para los más de 300.000 habitantes de la comarca del río Henares.

El Ayuntamiento de Torrejón, de mayoría socialista, aprobó entre 1979 y 1983 10 mociones contra la presencia de la base. "El giro proatlantista del Gobierno", según Vilallonga, "ha reducido al silencio a esta corporación". Otros ayuntamientos de mayoría comunista de la zona, como los de Coslada y San Fernando de Henares, se han pronunciado en contra de la base.

Inversiones en Torrejón

La candidata de IU señaló que el referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN, en marzo de 1986, hacía referencia a la "reducción progresiva de la presencia militar de EE UU". Vilallonga recordó que el presidente de la Comunidad, Joaquín Leguina, y el alcalde de Madrid, Juan Barranco, se mostraron tras la consulta favorables al desmantelamiento inmediato de la base.El Departamento estadounidense de Defensa ha propuesto que en 1989 se inviertan en Torrejón 19 millones de dólares (2.470 millones de pesetas), de los 22 millones de dólares (2.860 millones de pesetas) que el Pentágono pretende invertir ese año en construcciones militares en bases españolas. De los 19 millones de dólares, 13 serían destinados a un instituto de enseñanza secundaria y a un complejo médico, mientras el resto se dedicaría a mejorar diversas instalaciones.

Fuentes norteamericanas señalan que esta previsión no significa que el Pentágono dé por hecho que las fuerzas estadounidenses no abandonarán Torrejón, sino que el Departamento de Estado plantea esas previsiones que posteriormente pueden ser variadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de marzo de 1987

Más información

  • El Ayuntamiento de Zaragoza pide por unanimidad la salida de todas las fuerzas norteamericanas