Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'CUMBRE' HISPANO-FRANCESA

Francia, un mercado "fundamental" para las exportaciones españolas

Francia es el gran socio comercial de España, tanto por el volumen de los intercambios bilaterales como por las inversiones y su presencia empresarial en nuestro país. El mercado francés ha sido calificado de "absolutamente fundamental" por fuentes económicas españolas. Francia es el primer cliente y el segundo proveedor español, superado sólo en este último apartado por Alemania Occidental. Al mismo tiempo, el Estado francés es el primer empresario de España después del Instituto Nacional de Industria (INI).

En 1986, las exportaciones españolas a Francia ascendieron a 681.440 millones de pesetas, un 7,1% más que el año anterior, mientras las ventas francesas totalizaron 571.168 millones de pesetas, con un incremento del 21 % sobre el año 1985. La cobertura favorable a España pasó en los dos últimos años del 135% al 119%. Las ventas españolas a Francia representan un 18% del total de nuestras exportaciones, un porcentaje que supone más de tres veces lo que vende España a toda Latinoamérica.El importante aumento de las exportaciones francesas el pasado año, coincidente con la entrada de España en la Comunidad Europea (CE), se debió fundamentalmente a la reducción arancelaria derivada del ingreso en la CE, a la parcial pérdida de competitividad de los productos españoles y a la importación de maquinaria y utillaje para la modernización o ampliación industrial, ante las perspectivas de reactivación y crecimiento de la economía española.

Pero, a pesar del incremento exportador en el último año, la parte francesa se queja de que sus ventas a España no han crecido de una forma tan acusada como lo han hecho las de otros países comunitarios, y señalan que el 21% de aumento de las exportaciones durante el pasado año contrasta con el aumento de más del 50% de las ventas de Bélgica, el 30% de Holanda, el 35% de la República Federal de Alemania y más del 50% de las importaciones españolas de Italia. Sólo el Reino Unido e Irlanda se han situado por debajo de las tasas francesas.

Según las cifras del mes de enero, los intercambios hispano-franceses van a seguir teniendo un fuerte dinamismo en los dos sentidos, pero con un mayor aumento de las ventas desde Francia, que irán equilibrando el saldo deficitario de 110.273 millones de pesetas del pasado año. En enero las ventas francesas ascendieron a 47.558 millones de pesetas, un 44,3% más que el año anterior, mientras las exportaciones españolas totalizaron 61.194 millones, un 29% más que el enero precedente.

Francia ocupa la primera posición en las inversiones extranjeras en España, con un volumen en 1986 del orden de los 30.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de marzo de 1987

Más información

  • El Estado francés es el primer empresario de España después del INI