Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un poeta y un pintor, acusados de blasfemia en Zaragoza

El fiscal del Juzgado de Distrito número 3 de Zaragoza solicitó ayer dos días de arresto menor domiciliario y 3.000 pesetas de multa para el poeta Angel Guinda y el pintor Alejandro Molina, acusados de blasfemia y escándalo público. Guinda es el autor de un mural que contiene unos versos, objeto de la querella, y Molina es el dueño de la cafetería donde se halla dicha pintura.La frase "eyacular en el ano de Dios hasta su conversión al placer" motivó que el particular Emilio Echechiquia denunciara el pasado mes de agosto al poeta y al pintor ante el fiscal de la Audiencia de Zaragoza, desencadenando el proceso que se abrió ayer. Los versos objeto de la querella forman parte del libro de Guinda titulado Vida ávida, publicado hace tres años con el patrocinio de la ciudad de Zaragoza.

Durante el juicio, al que asistieron escritores y representantes del mundo de la cultura, se hizo especial hincapié en la ubicación del mural dentro del establecimiento, que no se ve desde la calle ni desde la barra del café. El abogado defensor José Antonio García Charles pidió la libre absolución de los dos procesados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de marzo de 1987