Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bono se opone a la venta de 'Cabañeros' para campo de tiro

El presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, el socialista José Bono, aseguró ayer que mantendrá su oposición a la construcción de un polígono de tiro en la finca de Cabañeros (Ciudad Real), cuya compra ha iniciado en secreto el Ministerio de Defensa, según publicó Diario 16. La citada información indica que el Ministerio de Defensa, al amparo de la ley de Secretos Oficiales, ha entregado a los propietarios de esta finca unos 100 millones de pesetas para construir el polígono de tiro más grande de Europa."El Gobierno regional, las Cortes regionales y yo mismo pensamos que la construcción del polígono de tiro comportaría consecuencias irreversibles para la ecología de la zona", añadió Bono, que hoy mismo iniciará las gestiones pertinentes con el Ministerio de Defensa para comprobar la veracidad de la información. "Deseo y espero que no sea cierto", finalizó el presidente de Castilla-La Mancha.

Un portavoz del Ministerio de Defensa confirmó la existencia de un informe enviado por la Jefatura del Estado Mayor del Aire en el que se reitera la necesidad urgente de un campo de tiro para los aviones con base en Torrejón, Albacete, Morón y Talavera. "Sabemos que Cabañeros reúne las condiciones que necesita el Ejército, pero el Gobierno no ha tomado ninguna decisión al respecto", concluyó.

El citado portavoz afirmó desconocer, en caso de que el proyecto continuara adelante, si las instalaciones serían utilizadas por la aviación de los países aliados de la OTAN. "En principio, sería para nuestros aviones", especificó. El representante del ministerio que dirige Narcís Serra no quiso entrar en valoraciones ecológicas y se limitó a asegurar que la exigencia de la Jefatura del Estado Mayor del Aire es antigua y urgente.

La finca, de 16.000 hectáreas, propiedad de la familia Aznar (dueña de la naviera del mismo nombre), tiene escaso interés para la explotación agrícola, según las personas que la conocen, lo que les lleva a afirmar que "nadie pagaría los 800 millones que el Ejército está dispuesto a dar por ella". La Dirección General del Medio Ambiente, perteneciente al Ministerio de Obras Públicas, publicó un informe en el especificaba el impacto irreversible que tendría sobre el ecosistema la construcción del polígono de tiro que reclaman los militares del Aire desde hace cuatro años.

"No comprendo a la gente que es capaz de emocionarse con un avión y no se entusiasma con un buitre leonado o una cigüeña", añadió José Bono, que confía que el vicepresidente, Alfonso Guerra, apoye su postura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de marzo de 1987