Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CE rechaza negociar el "acuerdo global"

ALBERTO VALVERDE Peter Sutherland, comisario para asuntos de competencia de la Comunidad Europea, ha enviado una segunda carta al ministro de Industria y Energía, Luis Carlos Croissier, en la que rechaza la propuesta española de negociar un denominado "acuerdo global" para la adaptación del monopolio de petróleos a la normativa comunitaria. Por el contrario, Sutherland se muestra partidario de discutir y consensuar uno a uno los efectos que las medidas legales españolas produzcan sobre las compañías que, con sede en el resto de países comunitarios, desean tener acceso al mercado español.

Como avance del que se vislumbra será el nuevo mecanismo de contactos entre Madrid y Bruselas sobre esta cuestión, el Ministerio de Industria ha entregado en fechas recientes a la Comisión Europea el borrador del nuevo reglamento para suministro y venta de gasolinas y gasóleos para automoción, que Luis Carlos Croissier espera que vea la luz pública, vía Boletín Oficial del Estado (BOE), en el curso del primer semestre de este año. El borrador abre la posibilidad a que las multinacionales petroleras que tengan el estatuto de operadoras al por mayor establezcan puntos de venta al por menor en territorio español, si bien respetando un régimen de distancias (entre la instalación de cada gasolinera) muy parecido al existente en la actualidad.La segunda carta de Sutherland al ministro de Industria, que tiene un carácter confidencial y personal, es repuesta a la que Luis Carlos Croissier envió el 31 de octubre pasado a la Comisión Europea, en la que proponía la negociación de un "acuerdo global" para la adaptación del monopolio de petróleos. Sutherland afirma en su misiva que el proceso de, negociación entre España y la CE está ya contemplado en el acta de adhesión, por lo que la Comisión sólo tiene facultad para vigilar -y recomendar correcciones, donde se vulnere la normativa comunitaria- las cuestiones pendientes en el futuro proceso de adaptación.Como respuesta a la carta de Sutherland, el secretario general de la Energía, Fernando Maravall, ha realizado dos viajes a Bruselas para aclarar en persona a la Comisión aquellos puntos que el comisario planteaba en su misiva y que, a grandes rasgos, hacían mención al futuro acceso al mercado al por menor de las multinacionales petroleras, la eventualidad de acceder también directamente a los grandes consumidores de energía (gas y fertilizantes) y, por último, la posibilidad de que las empresas comunitarias puedan suministrar queroseno en los aeropuertos.

Las gasolineras

El borrador del reglamento de las gasolineras, todavía provisional, hace distinción entre las tres fórmulas distintas bajo las que se podrán establecer estaciones de servicio en España: las existentes bajo régimen de concesión de la Delegación del Gobierno en Campsa, las propias de Campsa y, por último, las que abran los operadores al por mayor para la venta de los contingentes de importación autorizados. En todas ellas se deberá respetar un régimen de distancias que el reglamento establece entre 500 metros para estaciones en municipios de más de 25.000 habitantes a tres kilómetros para los de menos de 10.000 personas. En zonas no urbanas, la distancia será de 10 kilómetros, con las salvedades de las autopistas (cinco kilómetros) y en tramos próximos a frontera (500 metros).El borrador de reglamento establece también una serie de limitaciones en torno a lo que se denomina distribución geográfica del suministro, que obliga a las compañías que quieran acceder al mercado al por menor a cubrir una serie de zonas geográficamente dispersas por el territorito nacional, a efectos de asegurar el suministro mínimo y la calidad de servicio al consumidor. Asimismo, el borrador establece el régimen de infracciones y sanciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de enero de 1987

Más información

  • Industria entrega en Bruselas el borrador del estatuto del gasolinero