Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Sobreseído un sumario por aborto contra la clínica Acuario

Agustín Gómez Moreno, que tiene a su cargo de forma provisional el Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, ha acordado el sobreseimiento provisional de unas diligencias previas abiertas por un presunto delito de aborto contra el colectivo Acuario, que dirige el ginecólogo valenciano Pere Enguix. La decisión, que de momento no ha sido recurrida por el ministerio fiscal, ha sido acogida con satisfacción entre los integrantes del colectivo Acuario, que dispone en Valencia de una clínica recientemente legalizada para la práctica de interrupciones del embarazo.

Estas diligencias fueron incoadas a mediados de noviembre, desglosadas de un sumarlo que se instruye en dicho juzgado por la muerte de una joven de 19 años que había sido sometida a un aborto.La resolución del juez obedece a la aplicación del artículo 641.1 de la ley de Enjuiciamiento Criminal, que obliga a sobreseer un asunto "cuando no resulte debidamente justificada la perpetración del delito que haya dado motivo a la formación de la causa".

La clínica del colectivo Acuario fue precintada y sus responsables detenidos el pasado 20 de noviembre, cuando en el transcurso de la investigación judicial por la aludida muerte una joven amiga de la fallecida declaró haber abortado anteriormente en dicha clínica. No obstante, en una rueda de reconocimiento en la que participaron los miembros de Acuario encartados no pudo reconocer entre ellos a las personas que presuntamente le habían practicado el aborto.

Continúan, sin embargo, las averiguaciones en torno al caso de la joven abortista fallecida. La chica murió el mismo día en que interrumpió su embarazo, según demostró la primera autopsia practicada. A causa del aborto, y ya en su domicilio, sufrió una considerable hemorragia vaginal y tuvo un desvanecimiento. La muerte le sobrevino como consecuencia de un golpe en la cabeza al caer al suelo. El juzgado está a la espera de recibir los resultados de los análisis de las vísceras remitidas en su día al Instituto Nacional de Toxicología para determinar si, como se sospecha, la joven tomó hierbas abortivas para conseguir su objetivo.

Tampoco está descartada la hipótesis de que el aborto fuera practicado por personas inexpertas y con métodos inadecuados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de enero de 1987