Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:El tono vital de España

La mayoría de los españoles afronta el nuevo año con confianza en el futuro

Sondeo de EL PAIS sobre actitudes, gustos, y preocupaciones de la sociedad española al inicio de 1987Las españolas se sienten más queridas y ricas que las francesasVerano, sábado, azul, coche, arroz y naranjas acaparan los gustosLos votantes del PCE o del PSOE y los oficinistas ven con optimismo el futuro económicoNo respetamos ni a la autoridad ni a nosotros mismos

El 70% de los españoles afronta con optimismo el nuevo año, según un sondeo realizado para EL PAÍS por el Instituto Demoscopia, bajo la dirección de los sociólogos Rafael López Pintor y José Juan Toharia. Entre los días 12 y 18 de diciembre del pasado año se ha consultado a 1.200 personas mayores de 18 años sobre su forma de pasar la Navidad, sus expectativas ante el año que ahora comienza, sus gustos, sus preferencias, sus preocupaciones y su manera de vivir. Los resultados muestran que los españoles están un poco más conformes con su modo de vida que años pasados y han recuperado la ilusión pro el futuro que tenían en 1976, al comienzo de la transición, sobre todo en cuanto a expectativas económicas. Sin embargo todos los indicadores indican un cierto deterioro en la percepción de la situación política, consecuencia de la crisis que ha afectado a Alianza Popular y Partido Nacionalista Vasco durante el segundo semestre de 1986. Las conclusiones de este trabajo se irán completando a lo largo de del año con otros sondeos estacionales que permitirán estudiar las variaciones del pulso vital de la sociedad española a medida que transcurra 1987.

Misa del Gallo

La Navidad estimula en casi todos las ganas de comprar cosas

Para el conjunto de los españoles, dinero y tiempo son las carencias más importantes. La falta de salud y, sobre todo, de cariño, es mencionada en cambio por porcentajes netamente más bajos. La falta de dinero es mencionada como la principal carencia por los más jóvenes (47% de los de 18 a 25 años), la de tiempo por los de edad media (49%. de los españoles de 26 a 35 años) y la de salud por los de más edad (43% de los de más de 60 años). La falta de cariño resulta ser una carencia poco sentida en nuestra sociedad en su conjunto, si bie n resulta ser la más mencionada (31%) por un concreto y específico grupo de españoles: los divorciados/as.En este contexto, resulta interesante comparar las respuestas dadas a esta pregunta por las mujeres españolas con las que dieron hace dos años, a una pregunta muy parecida, las mujeres francesas.

Los datos parecen sugerir que las mujeres españolas, en conjunto, andan algo peor de tiempo, y algo mejor de cariño y dinero, que las mujeres francesas.

Con 1986 se cancela una década de desencanto

La comida favorita de los españoles entrevistados, según porcentajes, es: paella, 16%; carne, 7%; pescado., 6%; mariscos, 5%; arroz, 5%; cocido, 5%; verduras, 5%; pollo, 4%.; macarrones, 3%; cordero, 3%; canelones, 2%; fabada, 2%; patatas, 2%; sopa, 2%; caldo gallego, 2%; huevos con patatas fritas, 2%.; potaje, 1% legumbres, 1 %; tortilla española, 1% migas, 1 %; croquetas, 1 %; ensalada, 1%; espárragos, 1%; dulces, 1%; otros, 4%. ,Y las frutas más apetecidas: naranja, 24%; manzana, 12% plátano, 10%0; melón, 7% pera, 6%; melocotón, 5%; uvas, 5%; chirimoya, 4% fresas, 3% piña, 3%; sandía, 1%; mandarina, 1% granada, 1%; kiwi, 1%; otros, 4%; NS/NC, 14%.

Qué le dirían al Rey cara a cara

La imagen que refleja el Rey es altamente positiva, incluso cordial, por encima de las opciones políticas concretas. Así se desprende de la alta frecuencia de respuestas (casi 80%.), el porcentaje mínimo de comentarios negativos (2%), el contenido de las respuestas y el tono con que fueron expresadas. Confirmando lo ya puesto de relieve por estudios anteriores el Rey se aparece a los españoles como una especie de valedor último, de suprema instancia salvadora, que, no obstante, inspira más sentimientos de relajada y afectuosa familiaridad que de intimidación, envaramiento protocolario o temor reverencial.Texto literal de algunas respuestas curiosas:

-Probablemente disparates.

-¡Madre mía! -Que lo deje.

-Lo estás haciendo de miedo.

-Que cobrara menos.

-Le pediría prestado uno de sus coches.

-Que le prestase su barco.

-Que yo soy republicano.

-Que quite la mili.

-Que él vive mejor que yo.

-Que hable mejor.

-Que viviera Franco otra vez.

-Que se la están dando.

-Que le mandara dinero.

-Que vigile a España y al Gobierno.

-Que me devolviera la juventud.

-Que espabile al Gobierno.

-¡Paciencia!

-¡Hola amigo!

-Que le deje el coche que le han regalado.

-¡Qué grande eres!

-Que quitara al PSOE.

-Jódete por lo que te ha tocado.

-Más marcha a España.

-¡Hola, Charly!

-Que él me preguntase a mí.

-Que me haga presidente.

-Que me haré terrorista.

-Más justicia, orden y autoridad; cierre temprano de bares.

-¡Cuidado con los militares!

En Diciembre gastamos mas del doble que cualquier otro mes

- Uno de cada tres españoles gasta en Navidad el doble o más que en los meses ordinarios del año. Y, aunque casi todo el mundo gasta más en el mes de diciembre, hay uno de cada cinco de nosotros que gasta más del doble que en los meses 'corrientes.- En regalos de Navidad hay uno de cada dos españoles (48%) que gasta más de 10.000 pesetas y uno de cada cinco que gasta más de 20.000. Donde más se gasta en regalos es, como puede esperarse, en las regiones más ricas, como Cataluña, País Vasco o Madrid. Y dentro de cualquier tipo de región, en los núcleos urbanos de más de 100.000 habitantes.

- La cuesta de enero constituye un problema serio para uno de cada 10 españoles, y más leve para un 38%. La otra mitad de -la sociedad no parece sufrirla, ya que los gastos extraordinarios que hacen en la Navidad no les crean ningún problema económico en el mes de enero. En algunas de las regiones más pobres -como Andalucía, La Mancha o Canarias- se refleja con mayor frecuencia que en el resto esta angustia de la cuesta de enero. Lo que sin duda puede esperarse. Sin embargo, interesa resaltar que los problemas de la cuesta de enero aparecen con prácticamente igual frecuencia entre las personas de las distintas clases sociales. Y tampoco existen diferencias significativas entre los individuos de distinta edad. Así es que la tendencia a gastar en estos días por encima de las propias posi- bilidades parece estar distribuida al azar entre los distintos sectores sociales. O, dicho de otra forma, que los que se endeudan más lo hacen en la misma proporción, aunque, claro está, de acuerdo a los recursos de base que tienen.

El pesimismo económico de principios de la década comienza a superarse en 1986. Hay un sentimiento creciente de que tanto la economía nacional como las economías familiares están mejorando. La valoración de las economías domésticas ha mejorado un 30% sólo en el segundo semestre de 1986. Y si comparamos con la situación de hace dos años, la valoración positiva se ha incrementado en un 100% o incluso más, según el indicador que se utilice (así, por ejemplo, el cociente entre la actitud optimista y la pesimista respecto del futuro económico personal se ha multiplicado por más de ocho veces entre 1984 y 1986, y casi por dos entre el primero y el segundo semestres de 1986).

Los sectores que ven con mayor optimismo Su futuro económico personal son, por un lado, los empleados de oficina tanto privados como públicos, y, por otro, los que no dependen de sueldos y salarios en el nivel medio de la sociedad (profesionales liberales, vendedores y trabajadores independientes ... ). El optimismo de los votantes PSOE y PCE se sitúa por encima de la media (40%); los de CP están en la media, y los demás, por debajo.

La valoración de la situación económica nacional también es hoy más positiva que hace unos años, y su tendencia coyuntural también es al alza, aunque el indicador vaya a distancia de la situación familiar o personal. La situación de la nación se suele ver más negativa que la del propio hogar.

La valoración que hacen los votantes del PSOE de la economía nacional está por encima de la media en, la misma proporción en que está por deba o la de los votantes de la CP

(4-3 puntos) pero es mucho mayor el optimismo respecto del futuro entre el electorado socialista (40%) que entre los populares (20%), siendo la media nacional del 27%.

Las crisis del PNV y AP dañan la imagen de los gobernantes

Realizado por el instituto Demoscopia bajo la dirección de los sociólogos Rafael López Pintor y José Juan Toharia, catedráticos de la Universidad Autónoma de Madrid. Encuesta a una muestra de 1.200 personas mayores de 18 años y de ambos sexos, representativa dé la población residente en la Península, Baleares y Canarias. Con un nivel de confianza del 95,5% y un error de más menos 2,7 para datos globales. Trabajo de campo realizado entre los días 12 y 18 de diciembre mediante entrevistas a domicilio, con selección final de entrevistados por él sistema de rutas aleatorias. Proceso de datos en ODEC-Unitec.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de enero de 1987

Más información