Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNIDAD VALENCIANA

Libros robados de la biblioteca municipal de Valencia, entre los hallados en poder de un notario

Veintiún libros y documentos de gran valor, procedentes del expolio a que fue sometido por desconocidos el fondo bibliográfico del Ayuntamiento de Valencia hasta 1984, forman parte del material hallado por la policía en el domicilio de Luis Olagüe Ruix, un conocido notario de Gandía, donde fueron encontrados a finales de octubre otros 220 ejemplares robados en 1978 a los herederos del historiador Francesc Almela i Vives.

El notario, de quien es pública su afición por coleccionar antigüedades y objetos de arte, se negó ayer a atender llamadas telefónicas y visitas de redactores de este periódico, para lo que alegó, a través de sus empleados, tener "mucho trabajo". Ante la policía ha declarado haber comprado este material sin conocer su origen.

Los libros recuperados -apenas un 10% de lo robado, valorado en decenas de millones de pesetas- están fechados entre los siglos XVI y XIX, y entre ellos destacan algunos que forman parte de las colecciones Serrano Morales, Sanchis Pertegás y Barberá Martí, y las bibliotecas Jurats, General y Sastre.

Todas estas colecciones, y muy especialmente la primera, de gran valor, fueron diezmadas en un robo continuado que fue descubierto en 1984, cuando expertos que las consultaban habitualmente notaron la desaparición de varios ejemplares. El censo y la catalogación realizado entonces reveló en toda su extensión el grave expolio. En la actualidad, los documentos más valiosos están en cajas fuertes y su consulta requiere un permiso especial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de diciembre de 1986