Weinberger anuncia en Rabat que EE UU aumentará su ayuda militar a Marruecos

El secretario de Defensa norteamericano, Caspar Weinberger, anunció ayer en Rabat que Washington aumentará la ayuda militar a Marruecos en 1987, y reveló que por parte de la Administración de Ronald Reagan no existen inconvenientes para suministrar a este país una partida de cazabombarderos F-16, si bien ésta es una cuestión a decidir por el Congreso. El funcionario norteamericano concluyó ayer su visita de 24 horas a Marruecos.

Weinberger es el primer alto funcionario norteamericano que visita Rabat desde que Marruecos sellara su alianza con Libia, hoy rota.Durante su estancia en Rabat se entrevistó con el rey Hassan II, a quien entregó un mensaje de Reagan, y sobre el que dijo: "Alabo su coraje, primero, por romper el tratado con Libia, y después, por entrevistarse con Simón Peres, como signo clarividente de que está interesado en la paz de Oriente Próximo". Y añadió: "Los problemas que existían en el pasado están resueltos completamente".

Marruecos había había visto reducida ostensiblemente en los últimos años la ayuda de Washington, que había pasado de los 101 millones de dólares en 1983 a los 36 de 1986.

La nueva dinámica de la asistencia militar de Estados Unidos a Marruecos, según lo hecho público ayer por Weinberger, abarca el desarrollo de maniobras conjuntas entre ambos países.

Rabat, por otro lado, accederá a una petición formulada por el Estado norteamericano: suministrar a las tropas estadounidenses estacionadas en Europa y en este país productos marroquíes, como por ejemplo verduras, legumbres, frutas y textiles.

Estados Unidos, según reveló el secretario de Defensa, está dispuesto a contribuir a la modernización de los efectivos militares marroquíes y ayudar a este país a salir de su endeudamiento.En este sentido, aseguró que "una ayuda suplementaria para 1987 consistirá en una disminución de las tasas de intereses de los préstamos ya acordados", lo que supondrá a Marruecos un ahorro anual entre 70 y 100 millones de dólares.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Weinberger confesó que el moderno cazabombardero F-16 es necesario para Marruecos, y describió la situación en el ex Sáhara español como "menos tensa que hace dos años", para añadir que el problema parece estabilizarse en favor de Marruecos aunque, en su opinión, lleva consigo una importante movilización de efectivos militares.

En cuanto al escándalo suscitado en su país por la venta de armas a Irán, el secretario de Defensa norteamericano lamentó que la operación no hubiera salido bien, y dijo que confiaba en que este suceso no molestase a los países árabes amigos, entre los que citó a Marruecos, que, en su opinión, se han mostrado, como es el caso de Hassan II, comprensivos con Washington.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción