Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de empresarios españoles viaja hoy a Caracas para estudiar nuevas inversiones en Venezuela

Un grupo de hombres de negocios representantes de 25 empresas españolas viajará hoy a Caracas para explorar las posibilidades de nuevas inversiones, consolidar las ya existentes y estrechar las relaciones con sus colegas venezolanos del sector privado. La visita ha sido organizada por el Fondo de Inversiones de Venezuela (FIV), cuyo ministro, Héctor Hurtado, estableció los primeros contactos con el empresariado español durante el viaje oficial del presidente Jaime Lusinchi a España hace apenas un mes.

En este encuentro empresarial -en el que también se incluye a un grupo similar de Portugal- el FIV presentará un paquete de proyectos de inversión. Los invitados tendrán la oportunidad de conocer la legislación venezolana en materia de inversiones extranjeras y sus nuevas facilidades, además de sostener reuniones con los representantes de Fedecámaras, máximo organismo patronal de Venezuela.Los proyectos que ofrecerá el FIV a los españoles abarcan cuatro grandes áreas: los químicos, petroquímicos, mineros y varios. En esta última categoría se destacan los turísticos.

Donde hay más perspectivas de realizar acuerdos conjuntos de inversión es en los campos petroquímicos y químicos debido al alto volumen de recursos proyectados. En efectos, entre los invitados están dos grandes grupos económicos españoles que han mostrado interés en estudiar esas posibilidades. Concretamente, la Compañía Española de Petróleo, SA (CEPSA) y la Unión Explosivos Riotinto.

La industria petrolera venezolana ha tenido reuniones discretas con estas dos empresas españolas. Con su política de internacionalización, Venezuela pretende seguir el camino iniciado por Petróleos de México (PEMEX) al asociarse en el capital de la refinería PETRONOR. En 1985 México vendió a España 1.000 millones de dólares en petróleo, mientras que Venezuela no pasé de los 230 millones.

Negocios en curso

Así, se estudian las posibilidades de que Venezuela se asocie con CEPSA en sus refinerías de la península o en las Islas Canarias. Con la empresa Riotinto sería solamente en la península.La Unión Explosivos Riotinto también está interesada en entrar en el negocio petroquímico y minero en Venezuela. Actualmente tiene en curso la explotación de una mina de carbón en Clarines, ciudad natal del presidente Lusinchi, ubicada en la costa oriental a 300 kilómetros de Caracas, y piensa eventualmente participar en la explotación del fosfato y el carbón de coque, en el Táchira.

En la parte petroquímica se concertarían convenios con la empresa venezolana Pequiven y con empresas privadas venezolanas y españolas.

De la industria automotriz española vendrán representantes de Pegaso para consolidar su vieja inversión en Venezuela. Pegaso es una empresa que está adelantando la integración de partes nacionales y "está a la cabeza en la venta de camiones de gran tonelaje en Venezuela", según afirmó el consejero comercial de la embajada de España, Antonio Gómez López.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de noviembre de 1986

Más información

  • CEPSA y Unión Explosivos Río Tinto intensificarán sus contactos con el sector petroquímico