El depósito de agua de Santa Engracia, convertido en sala de exposiciones

El primer depósito elevado del Canal de Isabel II, que se alza en la calle de Santa Engracia, se convertirá a finales de este mes en sala de exposiciones. La torre, construida entre 1907 y 1911, es de estilo neomudéjar y quedó en 1952 fuera de servicio. En la actualidad servía de fichero y almacén de objetos inútiles.Su recuperación, obra de los arquitectos Javier Alau y Antonio Lopera, cuenta con un presupuesto de 120 millones de pesetas.

En el proyecto figura como espacio visitable la enorme estructura metálica de la cuba, que se construyó para almacenar 1.500 metros cúbicos de agua. Abierta por su parte inferior, se encontró que la base de esta cisterna, de 14 metros de altura por 18 de anchura, estaba cubierta por 70 centímetros de excrementos de paloma.

Tras las obras realizadas, el espectáculo en el interior del depósito metálico impresiona por su cubierta, la estructura radial de las vigas que atraviesan el espacio cerrado y sus paredes cóncavas, en las que se quiere proyectar algún tipo de audiovisuales.

Una vez que la obra finalice, la próxima semana, el edificio será cedido a la Consejería de Cultura, que comenzará el montaje de la primera exposición, que puede abrirse a finales de este mes o primeros días de noviembre y a la que se ha querido denominar Una obra para un espacio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 17 de octubre de 1986.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50