Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe de policía del Estado de Punjab sale ileso en un atentado de un grupo sij

El jefe de policía del Estado indio de Punjab, Julio Ribeiro, escapó ileso de un atentado perpetrado ayer por la mañana en Jalandhar (a 50 kilómetros de la ciudad de Amritsar) por cinco extremistas sijs, en el que perdieron la vida un policía y otros dos resultaron heridos. La esposa de Ribeiro también sufrió heridas leves. Este hecho se produjo 24 horas después del atentado del que salió ileso el jueves el primer ministro, Rajiv Gandhi en Nueva Delhi. Tres altos jefes poficiales indios fueron suspendidos tras ese atentado.

Rajiv Gandhi advirtió ayer que su país se enfrenta a un periodo de incremento dramático de los ataques terroristas. La operación contra Ribeiro fue desarrollada por cinco sijs vestidos con uniformes de la policía, que penetraron en los locales del cuartel general de dicha fuerza de seguridad en Jalandhar y dispararon sobre Ribeiro y su esposa, según informó un portavoz policial.Los atacantes lograron huir a bordo de un jeep, que poco después del atentado fue abandonado. Ribeiro, de 55 años, figuraba en una lista de posibles objetivos de los grupos separatistas s¡js, y entró en funciones el pasado enero con la misión de responder, golpe por golpe, a la acción de dichos grupos, que buscan la creación de un Estado sij independiente. La población sij es mayoritaria en el Estado de Punjab. Ribeiro ocupó, antes de ser destinado en Punjab, el cargo de secretario especial del Ministerio del Interior, en Nueva Delhi.

El atentado contra Ribeiro ha agudizado las críticas a las, fuerzas de seguridad indias, duramente censuradas ayer tras el atentado del que salieron ilesos el primer ministro, Gandhi; su esposa, Sonia, y otras altas autoridades del país, durante la celebración del 117º aniversario del nacimiento del mahatma Gandhi. Seis personas resultaron heridas en ese atentado, cometido por un joven de unos 25 años que disparó con un arma rudimentaria a menos de 100 metros de las autoridades.

Tres oficiales de policía, entre ellos Gautam Kaul, hijo de un ex ministro de Indira Gandhi -asesinada en 1984 por un grupo sij-, fueron suspendidos de sus funciones pocas horas des pués del intento de asesinato a Rajiv Gandhi. El Ministerio del Interior ordenó una investigación para determinar cómo el agresor pudo eludir la vigilancia de los 250 agentes ole seguridad que controlaban el orden durante la ceremonia. La policía india señaló ayer que el autor de ese atentado, detenido el mismo jueves y sobre cuya identidad aún existen dudas, puede ser un sij natural de Punjab. La policía cree que se trata de Karanijit Singlí, natural de Sangrur, en Punjab, aunque no ha determinado su vinculación con algún grupo separatista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de octubre de 1986

Más información

  • Un día después del intento de asesinar a Gandhi