Cuba expulsa a dos periodistas europeos

El Gobierno cubano expulsó ayer a los delegados de las agencias de noticias France Presse y Reuter en La Habana, Noël Lorthiois y Robert Powell, respectivamente, debido a la difusión el domingo de crónicas en las que se recogían declaraciones de Elizardo Sánchez Santa-Cruz, antiguo preso en Cuba, que se presenta como vicepresidente de un Comité Cubano de los Derechos Humanos. Este grupo, según las autoridades cubanas, no tiene ni personalidad jurídica ni existencia legal. La agencia oficial cubana, Prensa Latina, señaló que los periodistas expulsados se habían hecho eco de "una sarta de calumnias que se inserta en una escalada de infamias anticubanas"."Dos miembros del Comité Cubano para los Derechos Humanos fueron detenidos 'días antes' de que el disidente Ricardo Bofill Pages se refugiara en la embajada de Francia, el pasado 27 de junio, afirmó Sánchez Santa-Cruz" rezaba la información de France Presse objeto del incidente.

"Preguntadas las autoridades cubanas, confirmaron oficialmente estas detenciones, pero indicaron que esas personas 'no representan los derechos humanos' y que su detención, cuyo motivo no se ha precisado, no estaba vinculada a los derechos humanos. 'Representan terroristas locales que actúan en contra del Estado cubano', señaló un portavoz", según proseguía el texto.La crónica incluía posteriormente una entrevista del antiguo profesor de Universidad Elizardo Sánchez, de 46 años, con los corresponsales de las agencias Reuter y France Presse. El cubano se presentó como uno de los fundadores del citado comité y dijo haber pasado seis años en las cárceles cubanas y haber sido liberado el 29 de diciembre de 1985. Sánchez estimó en 100.000 personas -es decir, un 1% de la población cubana- el número de detenidos, políticos o comunes. Precisó que existen entre 120 y 130 cárceles o campos de trabajo en el país.

Sanchez, según informaron ayer familiares suyos a la agencia Efe, ha sido detenido por la policía cubana tras su entrevista con los periodistas expulsados.

Lorthiois dirigía la delegación de France Presse en La Habana desde octubre de 1985. Su predecesor en el cargo, André Birukoff, había sido expulsado por las autoridades cubanas en junio de ese año. Ambos periodistas fueron trasladados al aeropuerto, desde donde partieron ayer mismo.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS