TRIBUNALES

El comandante Pitarch quiere demostrar que cumplió una sanción a pesar de ser inocente

El comandante de Caballería José Luis Pitarch, que cumplió una pena de arresto de dos meses y un día durante septiembre y octubre de 1983 por una entrevista publicada un año antes en la revista Euzkadi, ha rechazado la posibilidad de anular el proceso, del que no le fue aceptado inicialmente presentar recursos ante el coronel juez instructor y el capitán general de Burgos. En dicha entrevista Pitarch hacía acusaciones de conspiración y golpe de Estado permanente dentro del Ejército.

En un escrito remitido al Juzgado Togado Militar, el comandante Pitarch ha solicitado que en el caso de no decretarse la nulidad del correctivo, se le permita acceder a las actuaciones procesales y se le conceda la oportunidad de presentar pruebas para que quede de mostrada su inocencia.

José Luis Pitarch fue acusado de una falta grave y se le impuso un correctivo contra el que no se le permitió recurrir, ni ante el coronel juez de Bilbao ni ante el calpitán general de Burgos, a pesar de que el Tribunal Constitucional reconocía este derecho al sancionado. Con posterioridad, en marzo de 1985, el Consejo Supremo de Justicia Militar acordó declarar nulas las actuaciones practicadas contra Pitarch, si bien éste ya había cumplido la condena. Al comandante de Caballería se le habían aplicado las disposiciones vigentes en el Código de Justicia Militar del año 1945.

Irregularidades

Cuando a Pitarch se le permil. lo acceder al sumario, observó algunas irregularidades en el proceso. "El coronel juez del Juzgado Militar de Bilbao", dice, "pretendía que se hiciera constar la falta como antecedentes penales, cuando es evidente que una falta militar no deja estos antecedentes". "Por otra parte", añade, "no se citó a declarar al periodista que realizó la entrevista, a pesar de mi solicitud en este sentido". El nuevo Código de Justicia Militar, que entró en vigor el 1 de junio pasado, podría permitir el sobreseimiento del caso. Sin embargo, Pitarch pretende que, una vez admitido su recurso en segunda instancia, el proceso llegue hasita el final y quede recogida en la sentencia su presunta inocencia. Fuentes jurídicas han señalado que, si es declarado inocente, podría querellarse contra las autoridades militares que le sancionaron. El comandante José Luis Pitarch se encuentra actualmente en situación de reserva transitoria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 05 de agosto de 1986.

Lo más visto en...

Top 50