Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los shiíes ejecutan públicamente en Beirut a un sunní que había colocado un coche bomba

El movimiento shií Amal ejecutó ayer públicamente a un libanés sunní de 22 años, Mohieddin As Saleh, acusado de haber colocado el pasado 21 de abril un coche bomba en el sector de mayoría musulmana en Beirut.La ejecución, efectuada con un fusil de asalto y ante una muchedumbre de unas 3.000 personas, es la segunda que lleva a cabo Amal en menos de un mes. El lugar elegido para la ejecución fue el cementerio shií de Rawdat Ach Chahidayri, en la zona sur de Beirut.

Dos milicianos vestidos de civiles llevaron al joven, originario de Akkar (norte de Líbano) al lugar, le ataron de pies y manos y le tendieron en tierra tras vendarle los ojos. Los dos milicianos dispararon después, vino tras otro, al abdomen del condenado, que, temblando, recitaba versos del Corán. Un tercer miliciano le dio el golpe de gracia con varios disparos en la cabeza. Miembros de la Cruz Roja se hicieron cargo después del cuerpo del ajusticiado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de julio de 1986

Más información

  • 3.000 personas presenciaron el fusilamiento