Botha y Tutu discuten sobre las sanciones y el estado de emergencia

El presidente surafricano, Pieter Botha, y Desmond Tutu, arzobispo de Ciudad del Cabo y líder de los dos millones de anglicanos de este país, mantuvieron una entrevista de dos horas en la que, pese a que el orden del día no fue hecho público, los temas centrales fueron el estado de emergencia vigente y la presión internacional en favor de las sanciones contra el régimen de Pretoria. Este encuentro, celebrado en la sede del Gobierno, es el segundo que mantienen ambos en las cinco últimas semanas.Tras la entrevista, Botha y Tutu posaron sonrientes para las cámaras de televisión. Tutu dijo posteriormente a los periodistas que se había producido "un amable intercambio de puntos de vista". "Yo le he dicho", añadió, que deberíamos ir al corazón del problema, que el estado de emergencia debería ser levantado; el Ejército, retirado de los barrios pobres, y las organizaciones políticas prohibidas, autorizadas". El obispo, premio Nobel de la Paz, calificó en conjunto la entrevista de útil.

Más información
La CE apoya a Howe en su misión surafricana

Por su parte, el presidente Botha justificó la implantación del estado de emergencia por la "explosión de violencia" sufrida en el país. Dijo también que estaba dispuesto a negociar sobre el futuro de Suráfrica con cualquiera que renuncie a la violencia, en una clara referencia a las constantes reclamaciones internacionales y locales de que sea puesto en libertad el líder nacionalista negro Nelson Mandela, cuya organización, el prohibido Congreso Nacional Africano, se ha negado a rechazar la violencia como arma política en la lucha contra el apartheid.

Por otra parte, en vísperas de la llegada al país del enviado especial de la Comunidad Europea, el ministro británico Geoffrey Howe, fuentes oficiales comentaron ayer que el Gobierno de Pretoria ha empezado a aceptar la imposición de sanciones como algo inevitable. El Gobierno ha declarado repetidamente que emprenderá reformas políticas por su propia voluntad, no bajo presión internacional.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS