Industria negocia la reestructuración de ITT en España con los responsables de Standard y Telefónica

El Ministerio de Industria sigue siendo partidario de que el plan de reestructuración del grupo de empresas de ITT en España se cumpla, aunque de momento todavía no hay calendario concretado para que se reúna la comisión de seguimiento en la que se integran las diferentes partes implicadas en el asunto. Por la Dirección General de Electrónica e Informática, que es la que pilota desde la Administración la búsqueda de una solución al plan de reestructuración de Standard y Marconi -las dos principales empresas del grupo ITT en España-, han desfilado estos últimos días los consejeros generales de Standard y de Telefónica para exponer sus respectivos puntos de vista sobre dicho plan.

El cumplimiento del plan de reestructuración, sin embargo, va a estar necesariamente condicionado por el nuevo panorama que se ha configurado tras el proyecto de formación de un holding europeo de las telecomunicaciones en el que quedaría integrada toda la actividad europea del grupo ITT, y en el que tiene previsto participar Telefónica.El martes, el director general de Electrónica e Informática, Jaume Clavell, se entrevistó con el consejero delegado de Telefónica, Diego Martínez Boudes, en tanto que el día anterior lo había hecho con el máximo responable ejecutivo de Standard. Estas conversaciones y las reuniones que mantendrá Clavell con los representantes del resto de los ministerios presentes en la comisión de seguimiento del plan de reestructuración de ITT España (Hacienda, Trabajo) servirán para que Industria forme una opinión de los pasos que se llevarán a cabo en este sentido.

Comisión de seguimiento

De ese análisis y de su discusión en la comisión de seguimiento deberá concretarse si el plan se lleva adelante en su fórmula actual o no. Por el momento, según sus propias palabras, el director general de Electrónica aún no sabe si el plan de reestructuración "va a tener un enfoque diferente o no". En el Ministerio de Industria no se oculta la impresión de que en el plan vigente -que finaliza teóricamente a final de este año- ha habido diversos incumplimientos por ambas partes, que han provocado una guerra más o menos velada de acusaciones entre las dos empresas (reducción de la demanda por parte de Telefónica, caída de las exportaciones previstas, por parte de Standard, entre otras). Asimismo, el propio responsable de Electrónica e Informática mantiene la tesis de que, sea cual sea la decisión final que se adopte sobre la reestructuración del grupo ITT en España, no puede haber soluciones milagrosas.En Standard, por el momento, conscientes del nuevo entorno en el que los acontecimientos han ubicado a la empresa, se está a la espera de acontecimientos y de ver cómo terminan por encajarse las piezas en el holding europeo en el que va a entrar su empresa matriz y su otro accionista importante. En Telefónica se mantiene un silencio oficial, argumentando que no se dirá nada hasta que no quede ultimada la operación europea, que tiene de plazo hasta el próximo 31 del presente mes, para que el Gobierno francés dé su luz verde. Precisamente ayer, un portavoz del ministerio de Industria galo declaró que "en un primer análisis, el acuerdo entre CGE e ITT es excelente", subrayando que éste permitiría a Francia erigirse como líder mundial en este campo. El portavoz señaló, sin embargo, que aún quedan detalles financieros por resolver. Según informa Reuter, el representante del ministerio de Industria galo declinó comentar si la CGE, tiene los recursos financieros suficientes para absorber ITT.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS