Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Constituida en Santiago la Fundación Camilo José Cela

Santiago de Compostela

La colmena.Esta institución tendrá, entre otros objetivos, el de reunir todo lo que se relacione con la vida y la obra del escritor. Tendrá su sede en la Casa de los Canónigos, en la localidad coruñesa de Iría Flavia, en el municipio de Padrón, lugar donde hace 70 años nació Camilo José Cela.

El escritor aportará a la fundación los manuscritos de sus obras, su archivo, la biblioteca, cuadros, fotografías, objetos artísticos y los efectos personales relacionados con su obra. "Lo último que encontré", dijo, .es la mochila que llevé hace 40 años en mi viaje a la Alcarria".

Evitar una almoneda

Su familia, las cuatro diputaciones provinciales de Galicia, la Fundación Barrié, el Ministerio de Cultura y la Xunta aportarán un total de 130 millones de pesetas. La universidad de Santiago es la encargada de facilitar el personal técnico, y el Ayuntamiento de Padrón, la vigálancia.Camilo José Cela calcula que antes de tres años se inaugurará el local de la Fundación con todas las aportaciones, "que serán rigurosamente auténticas". Desde el momento de la firma, aseguró que se pondría a trabajar, elaborando el inventario con la ayuda de un equipo de especialistas. "Ya me puedo morir tranquilo", manifestó el autor de La familia de Pascual Duarte al firmar el acta de constitución. "Mi intención es, por una parte, evitar que todo este material termine en un saldo o en una almoneda", dijo el escritor.

"Por otra parte", añadió Camilo José Cela, "y sin ánimo de compararme con nadie, imagínense ustedes si ahora tuviésemos reunidos los manuscritos, las primeras ediciones, las colecciones de fotografias y otros objetos personales de Valle-Inclán, de Miguel de Unamuno o de Pío Baroja".

Camilo José Cela, que ya llevaba algún tiempo acariciando la idea de esta institución, señaló que la Fundación era su "pequeña aportación" a la cultura gallega y universal, que "ojalá en el futuro se convierta en un gran centro cultural".

Algunas universidades extranjeras se interesaron por llevar los fondos del escritor padronés a sus bibliotecas y archivos. La universidad de Syracusa (EE UU) llegó a ofrecer a Cela mucho dinero. "Yo no acepté", dijo, "porque no aspiro a ser el más rico del cementerio. Sólo quiero que todo permanezca aquí para que, si a alguien le interesa, investigue".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de julio de 1986