Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Me han arrebatado un hijo"

La madre de Kevin Barlow, uno de los dos australianos colgados ayer en Kuala Lumpur, aseguró anoche que su hijo es inocente y que ha sido asesinado por el Estado de Malaisia, en una entrevista concedida a la emisora privada británica Independent Radio News (IRN)."Me han arrebatado un hijo que debería haber sido mío durante el resto de mi vida", afirmó Barbara Barlow, cuyo hijo, de origen británico, acaba de ser ejecutado. Kevin nació en Stoke (Reino Unido), hace 27 años, pero actualmente tenía nacionalidad australiana.

Por su parte, la madre de Brian Chambers declaró por escrito: "Nadie tiene derecho sobre la vida de nadie. Es inhumano. No hay nada más que decir, pero ahora será libre para siempre".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de julio de 1986