Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dolmen de la plaza de Dalí, que pesará 350 toneladas, quedará totalmente instalado el próximo viernes

La segunda de las cuatro piedras que forman el dolmen ideado por Dalí para ser erigido al final de la avenida de Felipe II llegó a Madrid a primera hora de la madrugada de hoy. El dolmen que presidirá la plaza dedicada al artista catalán quedará totalmente instalado el viernes próximo. La operación cuesta 56 millones de pesetas. Se han traído unos pórticos metálicos de Holanda, una de las piedras tuvo que buscarse en la sierra madrileña, se ha contado con el asesoramiento de especialistas y se ha preparado una cimentación especial para levantar sobre ella un monumento de 350 toneladas. La plaza, con una extensión de 17.000 metros cuadrados, será inaugurada en julio.

La operación dolmen ha exigido un tratamiento especial. Las tres patas que tendrá el monumento que se instalará en el centro de la plaza, en la confluencia de la avenida de Felipe II y la calle de Antonia Mercé, han sido extraídas de una cantera de Villacastín (Segovia).La primera de estas piedras -con una longitud de 12,5 metros y un peso de 80 toneladas- llegó poco después de la medianoche de ayer a la glorieta de Puerta de Hierro. Poco después, y a causa del tamaño del medio de transporte -una plataforma de 10,64 metros de longitud, con siete ejes y ocho ruedas por eje, tirada por un tractor-, la Policía Municipal acompañaba al convoy para trasladar la piedra hasta la avenida de Felipe II.

El lunes y el martes próximos, respectivamente, llegarán las otras dos patas, de características similares, aunque una de ellas -la que se situará en el centro- es algo más estrecha. Sobre las tres se colocará un gorro, también de granito, de nueve metros por cinco de superficie, un grosor que oscila entre los 90 y los 190 centímetros y un peso de 126 toneladas. Esta piedra fue encontrada en el término municipal de Valdemanco, a unos 62 kilómetros al norte de Madrid, y se encuentra desde principios de semana en el lugar donde será montada.

Estudio del 'gorro'

Previamente, este gorro ha sido objeto de un profundo estudio, que ha costado 1.400.000 pesetas, con el fin de comprobar su estado. Gracias a este análisis, se localizó una pequeña fisura que, por motivos de seguridad, fue cosida con varillas metálicas.La colocación de las piedras en el asentamiento definitivo se realizará mediante un montaje espectacular a base dé pórticos metálicos traídos de Holanda que van sobre unas vias ya instaladas. Este dolmen se apoya en tres grandes columnas que atraviesan el aparcamiento existente bajo la plaza. Las patas tienen, a su vez, una cimentación especial.

Toda esta operación de elección, transporte y colocación de las piedras ha exigido el asesoramiento de especialistas, como Javier Manterola, catedrático de puentes en la Escuela de Ingenieros de Caminos; del francés François Pougheol y del ingeniero Javier Lanz.

Cuando se acabe la instalación, se acometerá la pavimentación total de la plaza con losas y terrazo de granito y piedra de Calatorao (Zaragoza).

Posteriormente, y unos ocho metros por delante del dolmen, se colocará la figura dedicada a Newton y diseñada por el mismo artista catalán.

El coste total de las obras se elevará a unos 200 millones, que pagarán la empresa concesionaria del estacionamiento subterráneo a la que se ha permitido ampliar en 200 el número de plazas, unos grandes almacenes y una empresa que, a cambio, tendrá los derechos de imagen de la escultura.

Tres esculturas

Precisamente, esta empresa recibirá una de las dos esculturas que se harán, además de la que será instalada en la plaza, según el convenio firmado en noviembre pasado por Enrique Tierno, como alcalde de Madrid, y Salvador Dalí. La tercera sera expuesta en el Museo Dalí, de Figueras.La escultura de Newton, cuyo diseño definitivo fue aprobado el pasado abril por el pintor, tendrá cuatro metros de altura, será de bronce y pesará 1.050 kilos. En la actualidad, se está fundiendo en el taller de Eduardo Capa. La figura se colocará sobre un cubo de 1,79 metros de altura de piedra negra , en cuyas caras laterales se inscribirá la palabra Gala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de junio de 1986

Más información

  • Complejo sistema de montaje del monumento del artista catalán