Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RELIGIÓN

50 especialistas de Europa y América revisan las consecuencias sociales de la Inquisición

Cincuenta especialistas de Europa y América debaten desde ayer las consecuencias jurídicas y sociales de las actuaciones del Santo Oficio dentro del encuentro internacional Inquisición y derecho: perfiles jurídicos del Santo Oficio, que se celebra en Madrid, Segovia y Palma de Mallorca hasta el próximo 2 de junio. "Se trata", según ha ,dicho el director del encuentro, José Antonio Escudero, "de revisar desde un punto de vista científico un fenómeno capital de la historia religiosa, política e ideológica de Europa y de la España moderna".

El encuentro ha sido organizado por el Instituto de Historia de la Inquisición, con sede en la facultad de Derecho de la universidad Complutense, creado en 1985 y dirigido por Escudero, y ha sido patrocinado, entre otras entidades, por la Universidad internacional Menéndez Pelayo, el colegio universitario Domingo de Soto, de Segovia, y el Institut d'Estudis Balearics. Asisten a este congreso algunos de los considerados como mejores expertos en cuestiones inquisitoriales, como José Antonio Ferrer Benimeli, Bartolomé Bennassar, Henry Kamen, Antonio Márquez o Ignacio Tellechea, entre otros.La legislación y el derecho penal, el proceso inquisitorial, el régimen funcional del Santo Oficio, literatura y censura, burocracia y conflictos de jurisdicción, perfiles sociales de la Inquisición y la Inquisición en el reino de Mallorca son los grandes apartados del congreso. Ignacio Tellechea, catedrático de Historia de la universidad Pontificia de Salamanca, fue, precisamente uno de los ponentes que analizó ayer en la sesión de apertura algunas de las cuestiones previas a estos grandes temas.

En su análisis del derecho procesal inquisitorial, Tellechea dijo que las leyes inquisitoriales podrían calificarse en algún. sentido como análogas a las que han perseguido el "delito de lesa majestad" de la Edad Media o a las actuales leyes antiterroristas, por cuanto en todas ellas existen escasas posibilidades de defensa.

Poniendo como ejemplo el proceso del obispo navarro Bartolomé de Carranza, Ignacio Tellechea, una de los pocos historiadores que han tenido acceso, con un permiso especial de Juan XXIII, a los archivos secretos vaticanos de la Inquisición, comparó los procesos de la Inquisición romana y los de la Inquisición española y explicó que desde la Inquisición española se pensaba que el Santo Oficio de Roma era más abierto y más blando y, por lo mismo, menos eficaz, mientras que desde Roma se consideraba a la Inquisición española como más dura, pero a la vez más arbitraria.

En la primera sesión celebrada ayer en Madrid intervinieron también Emil van der Veneke, Robert Rowland, Jean Pierre Dedieu, Joaquín Pérez Villanueva y José Manuel Cuenca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de mayo de 1986