Detectada en España radiactividad procedente de la central de Chernobil

El Consejo de Seguridad Nuclear español (CSN) detectó ayer elementos radiactivos provenientes de la nube contaminante provocada por el accidente de la planta nuclear soviética de Chernobil. Las pruebas realizadas en diferentes puntos de España ofrecen índices mínimos de radiactividad y en ningún caso sobrepasan los valores normales, por lo que el CSN recomienda a la población que no adopte ninguna medida precautoria.

Más información
La central nuclear de Almaraz ha estado funcionando con fallos y sin cumplir todas las medidas de seguridad

Expertos del Consejo de Seguridad Nuclear reafirmaron ayer que no existe ningún motivo de alarma, puesto que en ningún caso se han detectado valores radiactivos que sobrepasen los índices considerados normales en cada zona. No obstante, los análisis isotópicos de gran precisión realizados sobre muestras reflejan "algunos productos de fisión en valores próximos a los niveles inferiores de detección, que, dada su naturaleza, pueden provenir de la central de Chernobil". Esta deducción fue adelantada como probable anteayer por un análisis efectuado por los científicos de la cátedra de Física Nuclear de la universidad de Valencia.Los controles de contarninación radiactiva se seguirán efectuando, aunque expertos nucleares consideran muy improbable que el efecto sobre España pueda llegar a ser preocupante.

El Consejo de Seguridad Nuclear tiene previsto un plan de medidas para el caso hipotético de que los niveles de radiación comenzaran a superar los índices normales. Fuentes de este organismo señalaron que es contraproducente para la salud tomar medicamentos que ayuden a limitar los efectos de la contaminación radiactiva.

Por otra parte, ayer fijeron dados a conocer documentos internos de la central nuclear de Almaraz (Cáceres) que demuestran la existencia de fallos y otras incidencias producidas en los últimos meses, que, en un caso llegaron a alcanzar el nivel de prealarma nuclear. El libro de operaciones de la central registra situaciones en las que no se han cumplido todas las medidas de seguridad y las normas obligatorias de funcionarniento. La dirección de la empresa argumenta que en ningún caso se han sobrepasado los límites de contaminación autorizados.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS