Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un botín de 800, millones

Los seguimientos y vigilancias efectuados para establecer la actividad de la organización revelan que la droga se distribuía entre adictos de las clases media y media-alta de Barcelona. Los camellos frecuentaban "las mejores discotecas y bares de moda de la parte alta de la ciudad", afirmó uno de los investigadores.

En la actualidad, en Barcelona el gramo de cocaína se cotiza entre 8.000 y 11.000 pesetas, según sea el grado de pureza y las sustancias empleadas en su corte. (mezclar, normalmente al 50%, la droga con otros productos). Por los 7,5 kilogramos aprehendidos, la organización podría haber obtenido una cifra próxima a los 800 millones de pesetas.

"De un kilo de droga pura se obtienen tres o cuatro para la venta", explicó uno de los investigadores. Las sustancias empleadas con mayor frecuencia para cortar la cocaína son la lidocaína, un anestésico local empleado por los dentistas; el glacodulco y un laxante denominado manitol. Estas tres sustancias no causan daño al consumidor como ocurre con el talco o la estricnina y otros productos nocivos, que también se utilizan para incrementar el peso de la droga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de mayo de 1986