Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANDALUCÍA

16 personas heridas durante unos enfrentamientos de vecinos de Guadix con la Guardia Civil

El desalojo por miembros de la Guardia Civil del ambulatorio de la localidad granadina de Guadalix donde permanecía encerrado un centenar de mujeres desde hace casi tres meses en protesta por la reforma sanitaria de la Junta de Andalucía concluyó con graves desórdenes públicos.

Cinco paisanos resultaron heridos en el incidente, cuatro de ellos leves y uno menos grave; 10 guardias civiles sufrieron heridas de escasa importancia, y un sargento quedó también lesionado.El ambulatorio sufrió cuantiosos daños, y cuatro vehículos de la Guardia Civil quedaron deteriorados.

El desalojo de las encerradas se produjo hacia las cuatro de la tarde de ayer. Según algunos testigos presenciales, la Guardia Civil tuvo que realizar varios disparos al aire, para intimidar a la multitud que arremetía contra ellos con piedras y objetos contundentes. Minutos después, casi un millar de personas se reunieron en las principales calles de la ciudad y cortaron las vías de comunicación en medio de una gran tensión.

Según una nota del Gobierno civil de Granada, un grupo de personas acosó a los guardias civiles durante tres kilómetros por la carretera hacia la capital.

Desalojo esperado

El desalojo de las mujeres, que piden la dependencia sanitaria exclusivamente de Granada y no de Baza (ciudad de población semejante -unas 20.000 personas- a la de Guadix, donde el 1 de mayo entrará en funcionamiento un hospital) se esperaba durante los últimos días. Las autoridades sanitarias de la Junta de Andalucía habían anunciado el comienzo de las obras de ampliación del ambulatorio para convertirlo en centro coordinador de distrito, según acordó el consejero de Salud, Pablo Recio, con la mayoría de los alcaldes de la comarca.Según el Gobierno Civil, los agentes, alrededor de un centenar, antes de intervenir con material antidisturbios invitaron a las mujeres a desalojar el ambulatorio, momento en que fueron apedreados. Según la nota oficial, han sido detenidas tres personas por su participación en los hechos.

El Gobierno Civil ha abierto una investigación sobre los sucesos, que han sido puestos en conocimiento de la autoridad judicial. A primeras horas de la noche de ayer los siete concejales de Alianza Popular en el Ayuntamiento de Guadix presentaron su dimisión irrevocable por "la utilización de la fuerza en la solución del conflicto de esta localidad granadina".

Por su parte, la Junta de Andalucía emitió en la tarde de ayer un comunicado en el que anunciaba su propósito de recabar el apoyo de la autoridad gubernativa "para garantizar el normal desenvolvimiento de las instituciones y servicios sanitarios", así como para que el proceso de reforma sanitaria emprendido no pueda verse impedido por actuaciones contrarias a la legalidad. En la misma nota, y sin hacer referencia a incidentes concretos, la Administración regional expresaba su sorpresa "por la actitud de determinados grupos que aún persisten en mantener la anormalidad ciudadana".

La Consejería de Salud y Consumo manifestó al mismo tiempo que "si alguien cree que la construcción de un hospital en Guadix es razonable, no tiene más que demostrarlo", pero puntualizaba que dicho centro sanitario tendría que ser financiado con los recursos de todos los andaluces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de abril de 1986