Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso Mundial Judío acusa a Waldheim de firmar documentos sobre 'depuraciones' de partisanos

El Congreso Mundial Judío (WJC) hizo públicos ayer nuevos documentos que agravan aún más las acusaciones contra el ex secretario general de las Naciones Unidas y candidato conservador a la jefatura del Estado de Austria, Kurt Waldheim. El WJC, que inició los ataques contra Kurt Waldheim por el supuesto pasado nacionalsocialista de éste y su participación en crímenes de guerra en los Balcanes durante la II Guerra Mundial, manifestó ayer que posee un informe secreto, firmado por el político austriaco, sobre depuraciones realizadas por las tropas alemanas en aquella época.

El documento fue localizado la pasada semana en el Archivo Nacional de Estados Unidos y fue utilizado en Nuremberg como prueba de la acusación en los tribunales militares que juzgaron a destacados criminales de guerra nacionalsocialistas. Según el WJC, se trata de una confirmación documental de las acusaciones formuladas por la Comisión de Crímenes de Guerra de Yugoslavia archivadas en la ONU, que dieron pie a las primeras acusaciones contra Waldheim.El abogado del WJC, Eli Rosenbaum, dijo que los nuevos documentos suponen un cambio cualitativo en el caso Waldheim y obligan a una investigación más amplia y de carácter penal.

Entre el nuevo material descubierto por los investigadores del WJC se encuentra un informe del 11 de agosto de 1944 en el que se indica que ataques contra tropas alemanas o daños a propiedad alemana deben ser castigados con el "fusilamiento o ahorcamiento de rehenes, la destrucción de las poblaciones más cercanas" y otras medidas de represalia.

Según se desprende del informe, las acciones de depuración comenzaron supuestamente dos días después de que Waldheim calificara como zona de partisanos una región de la isla de Creta, al sur de Heraklion.

El plan del Grupo E

El WJC informó ayer asimismo del hallazgo de un plan de organización del Grupo E de las tropas alemanas en la región de los Balcanes, en la que servía Waldheim, en el que se asigna a éste "labores especiales" lo que, según el investigador que encontró el documento, Robert Herzstein, es una denominación para ocultar "medidas secretas como ejecuciones, torturas o deportaciones".En una primera reacción, Kurt Waldheim manifestó ayer que los nuevos documentos no son más que tergiversaciones de datos ya presentados anteriormente por el Congreso Mundial Judío.

El ex secretario general de las Naciones Unidas respondió ayer por escrito a la solicitud que le hizo días atrás el actual presidente de la República de Austria, Rudoph Kirchschaleger, para que se manifestara sobre las acusaciones que se derivan de los documentos del archivo de las Naciones Unidas que fueron entregados al jefe del Estado austriaco y al Gobierno de Israel para su examen. El contenido de las respuestas de Waldheim no se ha hecho público, como tampoco se ha expresado al respecto Kirchschaleger, de quien se espera, sin embargo, lo haga antes de las elecciones del 4 de mayo.

Ayer más de 600 intelectuales austriacos publicaron un manifiesto en el que piden a Waldheim que retire su candidatura, "que está teniendo consecuencias catastróficas para nuestro país". Según el comunicado, "el negligente tratamiento de la verdad" por parte de Waldheim fomenta la represión de la memoria histórica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de abril de 1986

Más información

  • Nuevas acusaciones contra el ex secretario general de las Naciones Unidas