Tribuna:LA CAMPAÑA DEL REFERÉNDUMTribuna
i

Los católicos y el referéndum

La unidad política de los cristianos pertenece al pasado. Es lógico, pues, que entre los católicos españoles exista un pluralismo de opciones ante el referéndum sobre la OTAN. Pero hay también otra diferencia entre este amplio grupo social: unos se han pronunciado ya como tales sobre esta cuestión como católicos, y otros no han dicho nada o apenas nada. Los primeros son el sector más dinámico y se han manifestado a favor de salir de la OTAN. Algunas de estas declaraciones no son de hoy, con el referéndum convocado. En el movimiento pacifista que se ha desarrollado en los últimos años entre nosotros ha habido una participación cristiana significativa.El II Congreso de Teología de la Asociación Juan XXIII en 1983, los abundantes números monográficos sobre la paz de revistas confesionales, los. numerosos simposios, cursillos y debates organizados por entidades de este tipo, la campaña Desarme y desarrollo para la paz que Justicia y Paz inició hace más de tres años, la más reciente participación en coordinadoras, comités, mesas y plataformas, con la variedad propia del movimiento pacifista, son algunos ejemplos del interés hacia estas cuestiones por parte de determinados sectores cristianos.

No es de extrañar, pues, que de ellos hayan surgido pronunciamientos por la salida de la OTAN. Justicia y paz, Comunidades Cristianas Populares, Cristianos por la Paz, Misión del Sur Pax Christi, Cristianos por el Socialismo... son algunas de las entidades o movimientos cristianos que han hecho saber su actitud en este sentido. De modo más indirecto, aunque prefiriendo la salida de la OTAN por cuanto declaran que es mejor la neutralidad que el encuadramiento en los bloques militares, lo hicieron en un excelente trabajo los secretariados sociales diocesanos de Pamplona, Bilbao, San Sebastián y Vitoria. Y si algunos de estos pronunciamientos datan de años y otros son recientes, es seguro que ahora van a aumentar. Como botón de muestra puede decirse que un manifiesto por la salida de la OTAN está recogiendo en Cataluña docenas de firmas de entidades y movimientos cristianos.

Las noticias señalan que estos sectores, en Madrid o en Oviedo, en Barcelona o en Bilbao, en Valencia o en Granada, organizan debates, imprimen y reparten papeles, presionan en sus ámbitos de influencia. Y encuentran eco. El 2 de febrero, en el II Foro Hombre y Evangelio, celebrado en Barcelona, los 1.600 asistentes, católicos pertenecientes a un abanico de centro a izquierda, acogieron con un aplauso cerrado la conclusión de uno de los grupos de trabajo al manifestarse por la salida de la OTAN. Es imposible cuantificar, ni aproximadamente, la extensión de estos sectores y de sus áreas de in fluencia. Como lo es hacerlo con los católicos que van a optar por el sí o por la abstención . Por el momento, los primeros, al pronunciarse, hacen referencia a las motivaciones cristianas que en cuentran en su opción.

Los católicos partidarios de la abstención o del sí no argumentan casi nunca con referencias a la fe. ¿Es que les parece que no tiene nada que decirles ante una cuestión-como ésta, y que les basta con análisis y pareceres sin relación con lo que se supone que deben ser sus raíces ideológicas más hondas? ¿Tal vez hay personas que prefieren no explicitar este aspecto por escrúpulo de no mezclar el cristianismo con esta cuestión polémica? ¿Quizá en algún caso se obra siguiendo inconscientemente las palabras del predicador del cuento: "Pero dejemos el Evangelio y vayamos a la verdad..."?

Otra actitud

Previsiblemente habrá otra actitud, que al parecer será la representada por el documento episcopal Constructores por la paz, que según dicen va a aparecer antes del referéndum. Los rumores afirman que el documento no va a recomendar ninguna opción sobre el referéndum, y que tal vez ni siquiera va a aludirlo. Claro es que hablando de generalidades se pueden iluminar unos caminos concretos y dejar en sombra otros, y que casi inevitablemente se hace así. Pero, en definitiva, esta posición del documento, de confirmarse, manifestará aquel pluralismo de los católicos, que en el caso de los obispos les hará abstenerse de concretar.

Dinamismo de los cristianos Además de este documento, y probablemente de otras actitudes parecidas que se mantengan en las generalidades, y de muchísimos silencios de católicos como tales ante su decisión en el referéndum, pienso que va a continuar y seguramente a aumentar aquel dinamismo de los sectores cristianos que creemos que la opción por la salida de la OTAN con objetivos de paz, distensión y desarrollo tiene alguna clara relación de efecto a causa con la fe. Sobre esta relación, sobre el engarce de esta opción concreta con el cristianismo, ya han dicho bastante teólogos y moralistas, y en algunos casos, como en el documento de los secretariados sociales en el País Vasco, con verdaderas resonancias populares. Como yo no soy teólogo ni moralista, me limito a un sencillo ejercicio de imaginación. Y me es imposible imaginarme a Jesús predicando la buena noticia de un avión de combate más destructor y costoso, o proclamando las maravillas de la disuasión nuclear o de los bloques militares.

Joan Gomis es escritor y presidente de Justicia y Paz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 19 de febrero de 1986.

Lo más visto en...

Top 50