Un ex legionario, detenido en San Juan de Luz tras atentar contra un exiliado vasco

Un ex legionario español nacido en Portugal fue detenido ayer en San Juan de Luz como presunto activista de los GAL y autor de los disparos que hirieron gravemente, a las dos de la tarde, en el bar Consolation de esa misma localidad vasca francesa, al exiliado vasco, supuestamente vinculado a ETA Militar, Juan Ramón Basáñez. El presunto gal detenido portaba documentación falsa a nombre de Manuel Quintana, y por el momento se desconoce su verdadera identidad. Momentos antes de ser arrestado en la estación de ferrocarril de San Juan de Luz por efectivos de la brigada urbana de este municipio, el ex legionario abandonó en la calle una pistola envuelta con su cazadora.

La policía, francesa investiga la posibilidad de que el arma haya sido utilizada en el tiroteo del bar Batxoki de Bayona, en el que resultaron heridas seis personas, entre ellas dos niñas de corta edad, hijas de exiliados. Juan Ramón Basáñez, que perdió un ojo en un atentado perpetrado el 26 de marzo del pasado año contra los clientes del bar Vittor, en Ciboure, localidad colindante a San Juan de Luz, se encontraba anoche en muy mal estado.Los, médicos que le intervenían habían logrado contener la gran hemorragia de la arteria femoral y confíaban en poder salvarle la vida. El atentado se produjo poco antes de las 14 horas de ayer, en un momento en el que Juan Ramón Basáñez, de 32 años, natural de Portugalete, tomaba café, de pie ante la barra del bar y de espaldas a la puerta de la calle. Dos individuos abrieron la puerta pistola en mano y desde ese punto abatieron de varios disparos al refugiado, que fue alcanzado en el abdomen, en los muslos y las piernas. En el interior del bar Consolation se encontraban otros tres exiliados más y entre ellos López Abetxuco, a quien años atrás se vinculó con ETApm.

Los supuestos hombres del GAL, que vestían cazadoras negras, huyeron a pie en dirección a la estación de ferrocarril, próxima al lugar del atentado, y en el camino uno de ellos se introdujo en un Seat negro, a cuyo volante se encontraba un tercer individuo, mientras el otro continuó a pie hasta la estación.

Divergencias

Algunas fuentes que citan a testigos señalan que los pasos del ex legionario español fueron seguidos por ciudadanos franceses que alertaron a la policía, pero otras apuntan que la detención fue consecuencia exclusiva de la reacción policial. Ésta última versión establece que el estampido del tiroteo puso sobre aviso a unos policías y que éstos procedieron a la identificación del ex legionario juzgando sospechoso su gesto de desprenderse de la cazadora. Sea como fuere, el individuo fue trasladado a la comisaría, mientras en el bar Consolation varias personas trataban de taponar las heridas de Jesús Basáñez para frenar la fuerte hemorragia.

El nombre de este exiliado vasco ha estado asociado a otro suceso sangriento en los últimos meses. El pasado 24 de noviembre un joven, Ibon Cortazar Celaya, vecino de Portugalete, fue alcanzado de un disparo en la cabeza en el domicilio de Juan Ramón Basáñez en Ciboure. El disparo fue efectuado con una pistola aparentemente simulada pero adaptado para hacer fuego real, propiedad del exiliado, y su autor fue otro joven vecino de Portugalete que, al igual que la víctima, se encontraba en casa de Basáñez circunstancialmente pasando unos días. También el bar Consolation de San Juan de Luz ha figurado años atrás en las crónicas de los atentados del Batallón Vasco Español, el grupo que precedió a los GAL.

Actualmente, según informa Efe, se encuentran detenidas en Francia unas diez personas acusadas de participar en atentados contra vascos españoles. Excepto el detenido de ayer, todos los presuntos miembros de los GAL son ciudadanos franceses o de origen argelino,

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 13 de febrero de 1986.

Lo más visto en...

Top 50