Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROFESIONES

Los arquitectos defienden el "sentido cultural" de su actividad frente al trabajo "técnico" de los aparejadores

Una junta general extraordinaria del Colegio de Arquitectos de Madrid a la que asistieron cerca de 1.500 colegiados (de los 4.000 inscritos) rechazó ayer la proposición de ley que se encuentra en el Congreso de los Diputados por la que se pretende equiparar algunas de las competencias entre los arquitectos y los aparejadores. Tras la junta, profesionales y estudiantes de arquitectura efectuaron una marcha por la Castellana hasta el Museo del Prado, en defensa de lo que consideran "una actividad no sólo técnica, sino también cultural y de servicio social frente al trabajo eminentemente técnico de los aparejadores".

El apoyo y la solidaridad de los profesionales de la arquitectura con las Escuelas Superiores de Arquitectura, que se encuentran en paro activo por decisión de los alumnos y profesores, fue uno de los acuerdos de la multitudinaria junta extraordinaria celebrada en la tarde de ayer.La asamblea dio además un voto de confianza a la actual junta de Gobierno, presidida por Vicente Sánchez de León, para que lleve adelante todas las gestiones e iniciativas tendentes a paralizar la citada proposición de ley y apoyó las conversaciones que está llevando a cabo el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos con miembros del Gobierno y del PSOE para evitar que se apruebe la proposición de ley.

Trámite parlamentario

Fuentes parlamentarias socialistas han afirmado que el texto que se ha filtrado a los medios de comunicación no es el definitivo, a pesar de que ha obtenido la unanimidad de los grupos parlamentarios. Las mismas fuentes han añadido, sin embargo, que podría pasar muy pronto al Senado, una vez que se realicen las últimas consultas y se logre la adecuación a la directiva europea en esta materia.La proposición de ley presentada por el Grupo parlamentario Socialista es apoyada por todos los consejos generales de arquitectos técnicos (aparejadores) y por las nueve ramas de las ingenierías técnicas quienes estiman que la proposición pretende adecuar sus competencias a la directiva europea.

Los profesionales y estudiantes de arquitectura, estiman, por el contrario, que la proposición de ley no supone una adecuación a la directiva Europea.

La directiva del Consejo de las Comunidades Europeas del 10 de junio de 1985 establecen 11 puntos básicos para el reconocimiento de los profesionales competentes para el ejercicio de la arquitectura.

Seis de estos puntos no se hallan en los programas de las Escuelas de Arquitectura Técnica, especialmente aquellos que se refieren a una formación humanística, estética, urbanística, artística y proyectual. Estas materias se ven ampliamente recogidas en los programas de estudio de las escuelas Superiores de Arquitectura.

La asamblea de arquitectos rechazó algunas propuestas de huelga de visados y otras medidas de presión a pesar de que, según la calificación de un colegiado "la profesión está pasando por las horas más negras de sus 160 años de existencia".

Otros añadieron que si se aprueba la proposición de ley "se planteará una situación económica grave en una profesión que cada vez tiene más profesionales en paro".

El Colegio de Madrid anunció que solicitará también la adhesión de los demás colegios de Ingenieros Superiores, de la Unión Profesional, de la Real Academia de San Fernando y del Instituto de España, entre otras instituciones. La junta directiva ha hecho una nueva convocatoria de junta general extraordinaria para el día 4 del próximo mes de febrero con el mismo orden del día que ayer, es decir, la proposición de ley de técnicos de grado medio. Los directivos se han constituido en junta permanente en el Colegio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de enero de 1986