Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA TRAGEDIA DEL 'CHALLENGER'

Horrorizado silencio en el colegio

AFP, Un horrorizado silencio siguió de repente a los gritos de alegría en la mañana del ayer en la localidad de Concord (New Hampshire), cuando los 1.200 alumnos del colegio donde enseñaba Christa McAuliffe vieron en directo por televisión como hacía explosión la nave que llevaba a bordo a su profesora de ciencias sociales.

"Es horrible, demasiado horrible para mirar", sollozaba el director del colegio, Charles Foley, tratando de contener las lágrimas "Espero que Dios sea bueno, que sea bueno para todos", exclamó luego. En muchas de las clases del colegio se habían instalado televisores para que los alumnos pudieran seguir el lanzamiento tan esperado, y el salón de actos se hallaba repleto de alumnos y de periodistas.

"Dios mío, hay problemas, callaos", dijo alguien de repente, dejando la sala en un silencio total, mientras los periodistas filmaban y fotografiaban el horror mudo de los alumnos.

Poco a poco, el silencio fue interrumpido por murmullos que iban creciendo en volumen: "No es verdad, ¿verdad que no?". Poco después los alumnos fueron enviados a sus clases, y a los pocos minutos la dirección les dijo que se fueran a sus casas.

Christa McAuliffe debía haberse reintegrado a sus clases, tras la aventura espacial, el próximo otoño en este mismo colegio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de enero de 1986