Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASTILLA-LA MANCHA

EL Ayuntamiento de Toledo cobrará el impuesto de radicación a monumentos de la Iglesia

El Ayuntamiento de Toledo cobrará el impuesto de radicación a aquellos monumentos que sin pertenecer al Patrimonio Nacional generen ingresos por el cobro de su visita. Entre los edificios que se ven afectados por esta medida se encuentran el monasterio de San Juan de los Reyes, la iglesia de Santo Tomé -donde se exhibe el cuadro de El Greco El entierro del conde de Orgaz-, el hospital de Tavera, la sinagoga de Santa María la Blanca y la catedral, todos ellos dependientes de la Iglesia.

La decisión del Ayuntamiento, en el que el PSOE tiene mayoría, fue adoptada en un Pleno extraordinario celebrado en la tarde del pasado lunes y que fue aprobado por la mayoría de los votos de socialistas y comunistas a propuesta del grupo de concejales del PCE. Según estos últimos, Toledo es la primera ciudad española en aplicar este impuesto a los lugares de visita turística que no dependen del Ministerio de Cultura. Ciudades monumentales como Granada, Córdoba, Salamanca o Santiago de Compostelano han aplicado aún esta medida.La moción había sido presentada en anteriores ocasiones por los tres ediles comunistas, aunque su aprobación quedó pospuesta a la espera de informes. Durante la sesión plenaria, el concejal del PCE Antonio Urbán explicó el contenido de tres de ellos. De éstos, dos, elaborados por los servicios jurídicos y técnicos municipales, informaban negativamente de la aplicación del tributo, y un tercero, realizado por la Dirección General de Administración Local del Gobierno regional, asegura que el concordato que rige entre la Santa Sede y el Estado no recoge exenciones para estos casos.

Por otra parte, la ordenanza fiscal número 32 sobre impuesto de radicación hace referencia concreta a la exención de impuestos para aquellas actividades benéfico-docentes sin ánimo de lucro y para las no mercantiles, cuestión que según los comunistas no se da en este caso. Según los datos ofrecidos por los concejales del PCE, las ganancias que la Iglesia obtiene por las visitas al cuadro de El entierro del conde de Orgaz es de 150 millones anuales, mientras que el Grupo Popular -que se opuso a la medida- asegura que los beneficios son de 39 millones.

Pero la ordenanza no aplica el impuesto según el volumen de ganancias que se obtengan, sino dependiendo de la categoría de la calle donde se asienta el establecimiento, los metros cuadrados que ocupa y el tipo de actividad comercial. El Ayuntamiento no descarta un posible recurso por parte de los afectados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de enero de 1986