Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia negocia con Irán las condiciones para liberar a cuatro rehenes en territorio libanés

Francia ha entrado de lleno en la negociación tendente a obtener la liberación de los cuatro rehenes franceses secuestrados en Líbano en la primavera pasada por Integristas shiíes simpatizantes de la República Islámica de Irán. Las condiciones impuestas por los secuestradores para liberar a sus rehenes incluyen una mayor neutralidad de Francia en la guerra entre Irán e Irak, la excarcelación de cinco iraníes detenidos en Francia y la devolución de un cuantioso préstamo que el ex sha de Irán hizo a Francia para un proyecto nuclear.

Una delegación francesa encabezada por Jacques Martin, alto funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores, se encuentra actualmente en Teherán discutiendo con representantes del Instituto de Energía Atómica iraní y de una sociedad estatal de inversiones la devolución a Irán de una cantidad estimada entre 1.000.y 1.500 millones de dólares que el fallecido sha prestó a Francia para potenciar su programa Eurodif de enriquecimiento del uranio.El incumplimiento por parte de teherán, desde que el ayatollah Jomeini accedió al poder, de sus obligaciones en el consorcio Eurodif, como el pago de algunos gastos de funcionamiento, incitó al Gobierno de París a llevar el asunto ante los tribunales, que ordenaron bloquear el reintegro del préstamo, al tiempo que nombraban a dos expertos para evaluar el perjuicio económico causado por la actitud iraní.

El compromiso que podrían alcanzar los negociadores de Teherán está basado, según fuentes informadas, en la posibilidad de que Irán indemnice a Francia por los daños causados y esta última devuelva el empréstito concedido por el derrocado monarca a un consorcio del que los iraníes desean, no obstante, seguir siendo miembros tras haber redefinido su participación. Esta pretensión iraní podría significar que el régimen islámico tiene la intención de relanzar el programa nuclear interrumpido hace siete años.

La apertura de las conversaciones de Teherán para resolver la cuestión del préstamo ha acrecentado la esperanza de un rápido desenlace de la crisis de los rehenes. Los secuestrados son Marcel Fontaine, Marcel Carton (diplomáticos), Jean Paul Kauffmann (periodista) y Michel Seurat (sociólogo).

Al margen de su aceptación de negociar, Francia ha hecho otro gesto de buena voluntad hacia Irán. El presidente François Mitterrand ha enviado a su homólogo iraní, Ali Jamenei, una inusual felicitación de año nuevo en la que formula el deseo, según la agencia oficial iraní Irna, de que se resuelvan los problemas bilaterales y de que las 'relaciones tradicionales que unen a ambos países resulten reforzadas". Esto ha sido interpretado como la promesa de una mayor imparcialidad de París de cara al conflicto del golfo Pérsico. Hasta ahora, Francia es el segundo proveedor de armas a Irak, después de la URSS.

Si el régimen de Mitterrand discute actualmente los términos de la devolución del préstamo millonario, no puede en cambio, entablar conversaciones sobre la excarcelación de cinco reos, condenados la mayoría a cadena perpetua por el frustrado asesinato, en París, del ex primer ministro iraní Chapur Bajtiar, so pena de dar la impresión de apoyar al terrorismo internacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de enero de 1986

Más información

  • François Mitterrand envió un cordial mensaje de Año Nuevo a Alí Jamenei