Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia indemnizará a Greenpeace por el hundimiento del 'Rainbow Warrior'

Francia ha acordado indemnizar al grupo ecologista Greenpeace por el hundimiento de su barco Rainbow Warrior, según anunció ayer un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores. El Gobierno francés, en el reconocimiento más claro de su responsabilidad en el atentado -ocurrido el pasado mes de julio en el puerto neozelandés de AuckIand-, ha decidido abrir negociaciones con Greenpeace para fijar la cuantía de las indemnizaciones, según el portavoz.Según los términos del acuerdo entre Francia y Greenpeace, si no se fija esta cantidad dentro de 90 días, cualquiera de las dos partes puede someter el caso a un arbitraje internacional desinteresado en Ginebra. El director intemacional de Greenpeace, David McTaggart, declaró ayer que, ante las dificultades en conseguir que un tribunal francés condene al Gobierno, el acuerdo representa la mejor manera de obtener "la satisfacción moral y financiera que merece Greenpeace". Con anterioridad, Francia se había comprometido a indemnizar a la familia del marinero portugués que murió en el atentado.

Nueva Zelanda también pretende conseguir una indemnización por parte de Francia por la invasión de su soberanía. El primer ministro neozelandés, David Lange, calificó el ataque contra el buque como "un acto sórdido del terrorismo internacional de Estado".

El Rainbow Warrior fue hundido el día 10 de julio, poco antes de que fuera a zarpar de Auckland rumbo al atolón de Mururoa, en el océano Pacífico, para impedir la realización de pruebas nucleares francesas. Dos agentes secretos franceses están cumpliendo penas de 10 años de prisión en Nueva Zelanda tras ser condenados por sabotaje. El ministro francés de Defensa y el director general de los servicios secretos tuvieron que dimitir a causa del escándalo político.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de diciembre de 1985